jueves, 28 de abril de 2011

Trastorno bipolar, cuando el ánimo se transforma

Quien padece trastorno bipolar experimenta graves alteraciones en el estado de ánimo, las cuales llegan a ser tan extremas que deterioran la capacidad de trabajar.
 
Quien padece trastorno bipolar experimenta graves alteraciones en el estado de ánimo, las cuales llegan a ser tan extremas que deterioran la capacidad de trabajar, estudiar y relacionarse con los demás, debido a que se pasa súbitamente de depresión severa a euforia y agresividad en unas cuantas horas.


También conocido como psicosis maníaco depresiva, el trastorno bipolar afecta por igual a personas de ambos sexos, no obstante, la posibilidad de sufrirlo es tres veces mayor en la población femenina.
Esta enfermedad generalmente se manifiesta entre los 20 y 25 años, pero en la actualidad se ha visto que se presenta con cierta frecuencia en niños y adolescentes.

Dualidad que espanta Quienes padecen trastorno bipolar pasan de la depresión a la euforia en forma repentina, lo cual puede suceder como consecuencia de golpes, enfermedad o situaciones altamente estresantes.
Cuando los pacientes se encuentran en el primer estado de ánimo mencionado sufren los siguientes síntomas:

* Tristeza prolongada o llanto sin causa aparente. * Pérdida de interés en las actividades que solían ser placenteras.
* Reducción o aumento del apetito. * Insomnio o sueño excesivo. * Irritabilidad, enojo, preocupación o ansiedad.
* Sentimientos de inutilidad, culpa y frustración. * Cansancio. * Baja autoestima. * Dificultad para concentrarse.
* Aislamiento social. * Dolores y molestias inexplicables. * Ideas obsesivas sobre muerte y suicidio.
Al presentarse la fase maníaca o eufórica, el estado de ánimo se eleva considerablemente; además, se presentan los siguientes síntomas:
* Optimismo y autoestima exaltados. * Disminución de la necesidad de dormir, sin que ello ocasione fatiga.
* Sensación exagerada de ser muy importante y tener poderes extraordinarios. * Irritabilidad y conducta agresiva.
* Incremento de las actividades física y mental. * Habla apresurada y falta de control sobre los pensamientos.
* Impulsividad * Dificultad para concentrarse. * Gastos económicos innecesarios. * Prácticas sexuales sin control (promiscuidad).

Cualquier persona que experimente por más de dos semanas cuatro o más síntomas -ya sea de depresión, manía o ambas- debe buscar ayuda psiquiátrica pues, como en toda enfermedad mental, las consecuencias inmediatas son disminución en el rendimiento laboral y problemas para relacionarse con los demás.


Niños y adolescentes bipolares, caso aparte Aunque el diagnóstico de trastorno bipolar en edad temprana es algo nuevo, los especialistas en salud mental estiman que tanto niños como adolescentes pueden experimentar síntomas; es más, cuando se entrevista a adultos que lo padecen, casi la mitad cuenta que su primer episodio maníaco-depresivo ocurrió antes de los 21 años, y 1 de cada 5 afirma que tuvo lugar durante la infancia.

Ante este panorama, algunos expertos creen que niños y adolescentes se ven empujados al trastorno bipolar a causa del estrés familiar y escolar, uso de drogas y herencia genética.
Ahora bien, la mayoría de infantes y jóvenes que padecen la enfermedad suelen tener cambios de conducta a lo largo del día, por ejemplo: se resisten a despertarse por las mañanas, vestirse e ir al colegio, asimismo, se muestran con tendencia a contestar mal y a quejarse, o bien inconsolablemente tristes y retraídos.
A media mañana cambia el panorama y dejan de ver todo negro y disfrutan de pocas horas de claridad que les permiten participar en las actividades escolares, pero cuando llega la tarde vuelven a tornarse descontrolados, hiperactivos y eufóricos.

Por otra parte, su forma de jugar o divertirse es desordenada y agresiva, incluso, es posible que inventen historias o que insistan que poseen aptitudes sobrehumanas; además, si se les lleva la contraria adquieren actitud ofensiva, conducta que se prolonga hasta altas horas de la noche, lo que explica en parte por qué les cuesta tanto trabajo levantarse por las mañanas.



De genes y algo más Las investigaciones han demostrado que algunas personas pueden tener predisposición genética al trastorno bipolar, aunque si algún miembro de la familia lo padece, ello no significa que sus descendientes lo vayan a sufrir, pero sí se incrementa el riesgo.

Por otra parte, también existen factores ambientales, los cuales pueden incluir infecciones por virus que haya padecido la madre durante el embarazo, consumo de drogas, traumas psicológicos en la infancia y poca tolerancia a situaciones estresantes.

Asimismo, debe considerarse que alguna falla en la química cerebral debida a algún problema en la anatomía del encéfalo o cambios hormonales puede dar lugar a un desorden afectivo.
Lo anterior daña directamente a unas sustancias llamadas neurotransmisores (serotonina, noreprinefina y dopamina), que son responsables de la comunicación entre las neuronas, proceso que permite el control de pensamientos, estado de ánimo y conducta.



¿Cuándo deja de ser una sospecha? El diagnóstico de trastorno bipolar debe ser realizado por un psiquiatra, quien se basará en los síntomas de la enfermedad, así como interrogatorio al paciente y familiares; no obstante, en ocasiones solicitará estudios como tomografía axial computarizada (evalúa alteraciones en la estructura del cerebro) o tomografía por emisión de positrón único (analiza el funcionamiento global del encéfalo).

Después de que el paciente maníaco-depresivo es sometido a estos métodos, es común encontrar cambios estructurales y funcionales en las regiones cerebrales que ayudan a regular los pensamientos y el estado de ánimo.



Por otra parte, es necesario que el especialista en salud mental realice diagnóstico diferencial, es decir, determine si existen o no otras enfermedades que estén ocasionando síntomas similares al trastorno bipolar; entre ellas se encuentran depresión mayor, hiperactividad, esquizofrenia (su principal manifestación son ideas delirantes, de persecución y grandeza, además de personalidad defensiva, rígida, desconfiada y egocéntrica) o drogadicción.

Las investigaciones indican que sólo una tercera parte de las personas con trastorno bipolar reciben tratamiento apropiado, y dos terceras partes se encuentran aún sin diagnóstico o siguiendo una terapéutica inadecuada.
Lo anterior representa grave problema porque las personas con psicosis maníaco-depresiva no tratada tienen altas probabilidades de recurrir al suicidio.


El tratamiento en cada paciente es diferente, pues hay que considerar que no todos los organismos reaccionan de igual manera a los mismos medicamentos; entre éstos, también conocidos como reguladores del ánimo, se encuentran los siguientes: Litio.



Regula los niveles de dopamina, serotonina y noreprinefina, lo que restablece la comunicación entre neuronas.
Anticonvulsivos. Algunos medicamentos desarrollados para calmar los ataques epilépticos, han mostrado efecto calmante en las crisis bipolares.

Antipsicóticos. Disminuyen los síntomas depresivos y maníacos.
Cabe destacar que los estabilizadores del ánimo tienen la función de controlar los síntomas y prevenir recaídas al reestablecer el equilibrio bioquímico del cerebro, por lo que es necesario tomarlos al menos durante un año; asimismo, llega a ser necesaria la administración de medicamentos antidepresivos, pero deberán ser suspendidos gradualmente cuando el estado de ánimo se haya estabilizado.

Además del empleo de medicamentos para el trastorno bipolar, es importante que el paciente reciba psicoterapia, la cual ayuda a modificar los patrones de comportamiento que contribuyen a la presencia de la enfermedad y a entender de qué manera los síntomas pueden haber afectado su percepción personal.
Lo anterior debe complementarse con la asistencia a grupos de apoyo diseñados para mejorar la conducta y compartir experiencias con otros afectados.



Como puede ver, el diagnóstico temprano y correcto del trastorno bipolar es básico para que el paciente pueda recibir tratamiento de inmediato, con lo que se evitará que su calidad de vida descienda y se facilitará su reintegración al medio social.
http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=287091

No hay comentarios:

MENSAJE DE BIENVENIDA

Este espacio que hemos tenido a bien llamar VITRIOLVM esta dirigido a todos quienes padecen Trastorno Bipolar, pero muy, muy especialmente también esta orientado a personas cercanas, amigos o familiares de aquellos que posiblemente lo padezcan sin saberlo y aquí el apoyo del entorno familiar para identificar los síntomas y buscar ayuda y tratamiento a tiempo para su ser mas querido es vital y fundamental.

La razón del nombre VITRIOLVM, surge de la necesidad muy en especial que tiene todo Bipolar de aprender a conocerse a si mismo en el contexto y realidad de este padecimiento que llevamos a cuestas y es que VITRIOLVM es un anagrama muy conocido que muy sugerentemente nos invita precisamente a ello “visita interiora terrae rectificando invenies ocultum lapidem, vera medicina”.

Buscar en nuestro propio interior, y hallar esa piedra oculta, que no es otra cosa que conocernos verdaderamente a nosotros mismos, esto es una verdadera medicina para el Bipolar porque le permitira anteponerse y adelantarse a posibles recaidas y lograr mantener la mayor estabilidad y equilibrio emocional junto a su tratamiento, terapia y entorno familiar adecuado y consciente de este padecimiento.

Nos preguntamos porque a nosotros y encontramos que el 5% de la humanidad unos 250 millones de personas padecen de algún tipo de Bipolaridad, seguramente un importante número de ellas, la llevan a cuestas sin saberlo, muchos durante toda su vida.

Pero al comenzar a acercarnos a algunos de los relatos vivenciales, miles de historias personales que describen en carne propia la crudeza de padecer esta enfermedad, vemos una arista común a todos ellos y sabemos personalmente muy bien que esto es así, y es el hecho de que especial y dramaticamente todos los seres más cercanos a nosotros que nos acompañan, son siempre los que más sufren.

Relatos tan valiosos de tanta, tanta gente, nos hace reflexionar y mucho, sobre el hecho de que no puede ser que por no buscar ayuda a tiempo y acceder al tratamiento, tantas familias queden por el camino destruidas, separadas, agobiadas de tanto sufrimiento por tantos años.

Por eso he aquí el motivo y la razón de ser de este humilde y pequeño Blog VITRIOLVM, ser un granito de arena más, una voz más que junto a muchas otras diga de forma clara:

“BUSCA AYUDA, si lo haces a tiempo podrás salvar tu vida y recuperar tu familia, reencontrarte con la paz y armonía junto a tus seres más queridos nuevamente”.

Y queridos compañeros de este sinuoso viaje, no hay nada más valioso en este mundo, que recuperar una sonrisa, la amistad, el cariño, la confianza de nuestros seres más amados y ver como salimos adelante, no simplemente de la mejor forma posible, sino ver como salimos adelante con amor, con paz y llenos de volvernos a reencontrarnos también plenamente con nosotros mismos. ADELANTE…

Quizás lo más difícil de afrontar cuando a uno se le diagnostica Trastorno Bipolar, es comenzar a comprender cuanto tiempo, cuantos años llevamos padeciendo esta enfermedad sin darnos cuenta de ello. En nuestro caso más de 15 años de una vida errática y descontrolada emocionalmente y todo lo que esto implica para nuestras familias y especialmente para nuestros seres más amados que durante tanto tiempo han venido sufriendo en silencio.

Sin lugar a dudas que aceptar este padecimiento y comenzar a comprenderlo es un gran paso camino hacia la estabilidad, equilibrio y paz mental, ya que si bien no tiene cura, el tratamiento combinado (medicamentos, terapias y ambiente familiar adecuado) nos permitirá acceder a una mejor calidad de vida.


En lo personal, nos impulsa una poderosa fuerza por comprender este padecimiento y es el hecho de que a lo largo de estos años de sufrimiento, por un lado hemos destruido tantos anhelos e ilusiones depositados en nosotros, los cuales hoy son simplemente una sombra difusa y perdida en el tiempo de un pasado muy lejano y por otro lado lo asombrosamente desdibujado que se torno nuestro ser desde que irrumpió este padecimiento.

Inmerso en una vida como un sombrío crepúsculo en el cual ni la luz ni la sombra se perfilan claramente…. ya desde los albores de nuestra juventud tomó forma un abismo desconocido que hoy se nos presenta como Bipolaridad. Por ello cobra vida propia este impulso por conocer bien a fondo este padecimiento, aprender de él lo mayor posible para dar absolutamente todo de nosotros mismos por alcanzar y mantener esa paz y equilibrio emocional que tan ausente ha estado y que tanto daño ha causado.

Una oportunidad y una muestra de comprensión y cariño, para quien aprende a conocer su enfermedad lo es todo…….

Ha sido un tránsito por demás caótico porque se carece completamente de control y a uno le es imposible darse cuenta de ello, no se puede frenar la mente y mucho menos las abruptas explosiones emocionales extremas entre la euforia maníaca y la depresión más severa, que en ella se desatan, el sueño se ausenta irremediablemente y en nuestro caso en particular los delirios y alucinaciones nos acompañaban de forma permanente. Los pensamientos paranoicos, lo real y lo ilusorio eran una sola cosa que caóticamente giraba donde fuera que estuviéramos.

Estuvimos por años, ni condenados, ni salvados, no morimos y no vivimos, sufrimos solamente sufrimos… en silencio atormentados. Una enfermedad que nos quitó la vida por completo.

Hemos dedicado buena parte de nuestra vida al estudio profundo de la relación que mantiene el ser humano con la naturaleza, consigo mismo y con sus semejantes, siempre hemos sido atraídos por la búsqueda sincera en el desarrollo espiritual de la humanidad, hemos recurrido a las fuentes primordiales de la antigüedad, ciertas herramientas aparecieron en este camino, pero como si de un hechizo se tratara, jamás pudimos aplicar las mismas en nosotros mismos a fin de vislumbrar, que tan apartados de nuestro sendero nos llevo esta enfermedad tan silenciosa y cruel y ello que todas y cada una de esas herramientas no son mas ni menos que para conocernos a nosotros mismos.

Después de muchos años la venda a caído, hoy todo esto sucedido tiene un nombre, hoy con otros ojos, intentamos sacar fuerzas para construir, pero la devastación es inconmensurable, ya de los cientos de buenos peregrinos, ahijados que cruzaban por nuestro camino, de los pocos amigos, de muchos hermanos, de los anhelos, de las ilusiones, de los sueños ya nada a quedado, todo es desolación y soledad a nuestro lado, pues el estigma social forjó el hecho de que ya lejos, muy lejos todos se hayan marchado.

Es un tránsito muy difícil para aquellos, que habiendo descubierto tardíamente que padecen esta enfermedad, ya se encuentran completamente solos, pues ya todo lo han perdido.

Pero, buscando ayuda debemos perseverar…, porque aún esta allí intacto ese ser que éramos nosotros antes de la manifestación de esta enfermedad.

Recuperar y reencontrarnos con esa alegría, esa fuerza y ese amor que uno libremente podía expresar, ya es un tremendo logro.

Volver a recuperar esa libertad es un gran paso…

Para nosotros, el trastorno bipolar pasa a convertirse en una forma de vida, es muy importante tanto para nosotros como para las personas que nos aman y están a nuestro lado, una toma de conciencia plena de la enfermedad que nos hace estar alerta cada día.

Seguir el tratamiento, asistir regularmente a las terapias, evitar situaciones estresantes, llevar una vida lo más ordenada posible, buscar y rodearse del afecto y cariño de las personas que nos aman para que como un susurro al oído, nos adviertan a tiempo de lo que no percibimos cuando perdemos la lucidez.

La Bipolaridad es un trastorno orgánico, que produce severas alteraciones y desequilibrio químico en el cerebro, que tiene consecuencias dramáticas para el individuo, pues llega ser hasta incapacitante, pero igualmente genera un deterioro muy profundo a nivel de las relaciones con nuestro entorno y muy especialmente con nuestras familias, que por desconocimiento, no comprenden los motivos, de nuestras conductas, ni actitudes.

Pero se trata de una enfermedad como lo pudiera ser la diabetes, o un problema cardíaco o renal, que requiere buscar ayuda, comprenderlo y seguir un riguroso tratamiento. Esto es desconocido para muchas familias, porque en muchos casos siquiera es posible darse cuenta de que se esta padeciendo una enfermedad y todo el entorno pasa décadas sufriendo profundamente lo indecible.

Pero no todo es sombra, porque la Bipolaridad potencia en los individuos predestinados a ello, la creatividad, la visión, la búsqueda de nuevos desafíos, el mundo ha visto surgir a grandes artistas, literatos, pintores, músicos, gobernantes, empresarios, fundadores de asociaciones, líderes religiosos, que padecían Bipolaridad, la lista es sumamente extensa.

El Bipolar tiene gran predisposición hacia la creatividad.

Incluso hay ciertos estudios que demuestran grandes semejanzas con las experiencias que viven en oriente los místicos y maestros al momento de exaltarse hacia la iluminación espiritual, pero este en particular es un tema que escapa al contenido de este Blog, el cual pretende humildemente ser un espacio donde nuestros hermanos peregrinos a lo largo de este camino de tantos altibajos encuentren, fácil acceso a documentación, información, materiales de apoyo y especialmente vivencias y experiencias de otros en este tránsito por nuestro Mundo Bipolar, una forma de vida que debemos conocer y comprender en detalle, para alcanzar una armonía por tanto tiempo esquiva.


Es una lucha permanente dia a dia, por conquistar una estabilidad que se resiste, pero que con tratamiento, ayuda y apoyo especialmente de nuestros seres más queridos es posible alcanzarla…

Para todas las personas que padecen Bipolaridad y están pasando por el lado más oscuro de la misma, tengan muy presente que la Luz siempre esta allí, debemos creer en nosotros mismos y dejarnos ayudar por las personas que con sinceridad nos apoyan y nos brinden una oportunidad para hallar esa Luz.

Gracias, especialmente a todas aquellas personas, que comprendiendo el sufrimiento y dolor que se padece, deciden dar todo de si mismas para salir adelante junto a la persona que aman.

El esfuerzo es grande, muy grande, pero la recompensa será infinita, porque no hay un brillo más grande que el de un beso, una sonrisa o un abrazo compartido con quienes más amamos en este mundo, nuestras parejas, nuestros hijos y nuestras familias.

Adelante, y BIENVENIDOS a vuestra casa.

Les saluda fraternalmente Vitriolvm
vitriolvm@hotmail.com

Nos puedes encontrar tambien en www.soyborderline.com