jueves, 28 de abril de 2011

Una mutación genética común reduce el riesgo de trastorno bipolar

Una investigación reciente sugiere que una sección faltante de ADN en cierto gen podría tener la clave de si una persona desarrolla o no el trastorno bipolar

" Nuestros hallazgos muestran que una mutación natural y común del gen GRIK4 protege contra el trastorno bipolar", afirmó Ben Pickard, autor principal del estudio que aparece en la edición de esta semana de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, que es miembro del departamento de genética médica de la Universidad de Edimburgo en Escocia.



"Si una mutación natural puede permitir una protección, esto puede ofrecer claves sobre cómo podrían dirigirse los tratamientos farmacológicos futuros. . .

Otro beneficio de este trabajo es que en el futuro, cuando poseamos un mayor conocimiento sobre las mutaciones de las enfermedades psiquiátricas, podríamos predecir cuáles individuos están en riesgo de enfermedad antes de que la desarrollen o personalizar medicamentos adecuados para subgrupos de pacientes".

"Estos hallazgos son importantes, porque relacionan un importante receptor cerebral con el trastorno bipolar, lo que podría ayudar a los investigadores a crear nuevos tratamientos farmacológicos que se dirijan al cainato y otros receptores relacionados", añadió Keith A. Young, profesor asociado de psiquiatría y ciencias conductuales del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M y codirector del Programa de investigación neuropsiquiátrica del Sistema de atención de la salud de veteranos del centro de Texas.

Según Young, el gen GRIK4 ofrece la codificación genética para el neurotransmisor del glutamato conocido como receptor de cainato KA1. Estos receptores de cainato se consideran "excitativos", porque generalmente hacen que las neuronas tiendan más a enviar mensajes de señalización. El transmisor del glutamato se ha relacionado a distintos trastornos psiquiátricos.

"Durante mucho tiempo se ha creído que las neuronas receptoras excitativas tienen que ver con los trastornos psicóticos, ya que los fármacos que se adjuntan a algunos receptores del glutamato pueden imitar síntomas de psicosis, como las alucinaciones", explicó Young.

Los autores de este estudio habían identificado anteriormente dos regiones distintas del gen GRIK4 que tenían que ver tanto en el trastorno bipolar como con la esquizofrenia. Investigaciones previas también habían sugerido que la falta de actividad en el sistema de señalización de glutamato del cerebro podría subyacer a varias enfermedades mentales distintas.

Este estudio investigó ese gen en más detalle.
Resulta que la ausencia de esta sección del gen disminuía el riesgo de desarrollar trastorno bipolar, según lo demostró un modelo computarizado.
La omisión parece ser responsable de generar más receptores de glutamato, aumentando así la señalización del glutamato. "Si se puede estimular la señalización del cainato, entonces eso también podría proteger contra el trastorno bipolar", afirmó Pickard. "Sin embargo, un problema con modular la actividad del glutamato de esta manera es que un exceso de glutamato también es dañino".



"Este trabajo provee algunas de las mejores pruebas de que una variación genética protectora tiene que ver en la mediación del riesgo de desarrollar trastorno bipolar", dijo Young. "Tal vez no se trate simplemente de que la gente no se caiga del nido porque los alelos del riesgo lo impiden, sino que haya probablemente algún tipo de equilibrio entre los alelos de riesgo y protectores, lo que añadirá complejidad a tratar de comprender cómo los genes afectan las enfermedades mentales".

Young también señaló que un importante ensayo farmacológico que evalúa medicamentos para la depresión mayor ha identificado al gen GRIK4 como un importante pronosticador de cómo una persona responderá al tratamiento con antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS).

"Esto podría ser importante para el trastorno bipolar, ya que sus síntomas se solapan con los de la depresión mayor", señaló Young. "Podría haber interacciones entre el receptor KA1 y el sistema de la serotonina que tengan que ver con la mediación de los efectos genéticos del GRIK4".
http://www.rafaela.com/portal/modules.php?name=News&file=article&sid=12570

Nueve de cada diez enfermos bipolares en España no saben tadavía que lo son

Hasta un 4% de los españoles padecen trastorno bipolar.
Esta enfermedad psiquiátrica provoca cambios inusuales de comportamiento.
Florece en la edad adulta.Hasta un 4% de españoles padecen trastorno bipolar, una enfermedad psiquiátrica que provoca cambios inusuales de humor, energía y capacidad, pero sólo uno de cada diez está diagnosticado como tal.

Aunque suele iniciarse a partir de la adolescencia, florece en la edad adulta y pueden pasar hasta ocho años para tener un diagnóstico correcto. "La psiquiatría infantil está poco desarrollada en España, a menudo en manos exclusivas de los pediatras", explica Eduard Vieta, director del Programa de Trastorno Bipolar de la Universidad de Barcelona.

El enfermo pasa por episodios maniacos, con humor exaltado, hiperactividad, irritabilidad, etc., para semanas después sumirse en un estado depresivo dominado por la tristeza, la apatía, la somnolencia y los pensamientos de muerte.

Riesgo de suicidio 


De hecho, el trastorno bipolar es la enfermedad mental con mayor riesgo de suicidio. "Entre un 25%-30% de los enfermos intentan suicidarse y hasta un 15% lo consigue", explica Vieta.

Esta enfermedad crónica condiciona definitivamente la vida del enfermo, que puede perder hasta 14 años de actividad laboral y nueve años de vida, y repercute directamente en su entorno.

Es imprescindible, además de un diagnóstico temprano, conocer la enfermedad, detectar las recaídas, regular el estilo de vida y llevar un tratamiento adecuado. La Comisión Europea acaba de aprobar un medicamento, utilizado hasta ahora para la esquizofrenia, el aripiprazol, que ha demostrado ser eficaz para el tratamiento y la prevención de los episodios maníacos del trastorno bipolar. En Europa padecen la enfermedad unos 2,4 millones de personas.

fuente: http://www.20minutos.es/noticia/369807/0/enfermos/bipolares/

Las personas con trastorno bipolar tienen una peor calidad de vida física

Un estudio realizado en el Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada y la Unidad de Salud Mental del Hospital Neurotraumatológico de Jaén ha evaluado cómo es la calidad de vida de los pacientes que sufren trastorno bipolar (TB), en comparación con la población general, y qué variables se asocian en los pacientes a una peor calidad de vida.

Parte de los resultados de esta investigación aparecen en un artículo científico del número de agosto de 2008 de la prestigiosa revista internacional Bipolar Disorders. Además, el boletín Headlines de la American Psychiatric Association ha seleccionado este artículo, de entre los publicados por las revistas psiquiátricas de impacto, como el artículo relevante del mes en cuanto a trastornos psiquiátricos o su tratamiento.



Para realizar este trabajo, los investigadores de la UGR Luis Gutiérrez Rojas y Manuel Gurpegui Fernández de Legaria, junto a otros científicos, analizaron a 108 pacientes con TB, frente a un grupo comparativo formado por 1.210 personas procedentes de una muestra de población general. Dentro del grupo de pacientes, 48 de ellos se encontraban eutímicos, es decir, sin síntomas activos de la enfermedad; y los 60 restantes (no eutímicos) presentaban síntomas relevantes en el momento de la evaluación.

El TB, conocido antiguamente como psicosis maníaco-depresiva, afecta aproximadamente a 3 de cada 100 personas y consiste en sufrir episodios recurrentes de depresión (fases depresivas) que alternan con otros períodos de gran euforia (fases maníacas). El afectado oscila intensamente (generalmente en semanas o meses) entre la alegría y la tristeza, además de gozar de otros periodos de normalidad (eutimia).

Peor calidad de vida física



Los científicos granadinos han encontrado que, como era de esperar, los pacientes con TB tienen peor salud mental que la población general; pero, además, han descubierto que tienen peor calidad de vida a nivel físico. En la peor calidad de vida física podrían influir un mayor uso de sustancias adictivas como alcohol y tabaco, los efectos secundarios del tratamiento farmacológico a largo plazo y un estilo de vida más sedentario.

De esta investigación se desprende también que los pacientes con TB que sufren una peor calidad de vida mental son quienes comenzaron a sufrir la enfermedad antes de los 20 años, quienes llevan más tiempo sufriéndola, quienes padecen el subtipo II de la enfermedad, quienes presentan dependencia del tabaco y quienes en el presente sufren síntomas depresivos.

Además, los investigadores granadinos han demostrado que tener un alto apoyo social (de la familia, por ejemplo) está asociado a una mejor calidad de vida en el paciente.

Su trabajo ha puesto de manifiesto que los síntomas depresivos (tristeza, apatía, cansancio, dificultad de concentración, insomnio, falta de apetito, etc.) afectan a la calidad de vida más que los síntomas maníacos (autoestima exagerada, desinhibición, verborrea, hiperactividad, aumento del apetito sexual, etc.). Y también producen más discapacidad o repercusión negativa en la capacidad para trabajar y para la vida familiar y social; esto probablemente se deba a que los síntomas maniacos son más breves en el tiempo y responden bien a la medicación, mientras que los depresivos suelen ser más difíciles de eliminar por completo.

fuente: http://www.20minutos.es/noticia/403487/0/investigacion/universidad/granada/

La tasa de mortalidad en pacientes con trastorno bipolar es mayor que en el resto de la población

Los pacientes con trastorno bipolar tienen una tasa de mortalidad más elevada que el resto de la población en general, sobre todo debido al deterioro físico que sufren, según datos presentados hoy por la Sociedad Española Psiquiatría (SEP) y la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), durante la presentación de 'Revista de Psiquiatría y Salud Mental' en el marco del XII Congreso Nacional de Psiquiatría celebrado en Valencia.


Estas sociedades han elaborado el 'Consenso Español de Salud Física del paciente con Trastorno Bipolar', con la colaboración de la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (SEMERGEN) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), donde establecen recomendaciones prácticas sobre los procedimientos de detección, prevención e intervención de las enfermedades físicas que padecen los enfermos con trastorno bipolar para mejorar las condiciones psicosociales de estos pacientes.

Este documento muestra que las enfermedades más comunes que contribuyen a empeorar la calidad de vida de los pacientes con este trastorno, se encuentran enfermedades de origen cardiovascular (hipertensión arterial), metabólicas (obesidad, diabetes), neurológicas, respiratorias (tabaquismo, enfermedades pulmonares, fatiga crónica) o mayor riesgo de problemas durante la gestación.


En este sentido, observa que las personas con trastorno bipolar, tienden a tener unos hábitos de vida sedentarios, un elevado índice de consumo de sustancias adictivas o una ingesta de dietas inadecuadas, que son algunas de las causas que pueden precipitar la aparición de estas enfermedades.

Además, explica que el índice de mortalidad es muy superior, especialmente, en lo que se refiere a la tasa de suicidio que es diez veces mayor que en la población general. Los suicidios en los pacientes con trastorno bipolar, suelen producirse, generalmente, en la etapa de depresión, caracterizada por un profundo sentimiento de tristeza, melancolía, insomnio, intranquilidad, baja autoestima y cansancio o falta de interés por las cosas.

Por el contrario, advierte de que una dieta baja en grasas y azúcares simples así como la práctica de ejercicio físico acompañado de hábitos de vida saludables (sin consumo de alcohol o tabaco), pueden contribuir a mejorar su calidad de vida, sin olvidar la detección precoz y el seguimiento del tratamiento.

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/842975/11/08/La-tasa-de-
mortalidad-en-pacientes-con-trastorno-bipolar-es-mayor-que-en-el-resto-de-la-poblacion-segun-expertos.html

Terapia psicoeducativa para familias y pacientes bipolares

El Hospital Provincial de Castellón ha puesto en marcha una terapia psicoeducativa para pacientes con trastorno bipolar y sus familiares, con el objetivo de reducir la frecuencia, intensidad y duración de los episodios agudos, los ingresos y el sufrimiento, y minimizar el estigma.

El trastorno bipolar afecta al 1 por ciento de la población y ocasiona una gran carga emocional a pacientes y familiares. Por eso, en el área de Salud Mental del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón han puesto en marcha un programa psicoeducativo para ellos. Se enmarca dentro de una serie de medidas de intervención en la fase aguda de trastornos afectivos graves, que no responden al tratamiento ambulatorio convencional. "Se trata de dar una atención adecuada a estos pacientes, sin centrarse únicamente en el tratamiento farmacológico, que sigue siendo la piedra angular del abordaje, y añadiendo una perspectiva psicológica", ha explicado Rafael Mora, psiquiatra y coordinador del programa.



Beneficios:

Mora, la psicóloga Begoña Rubio y la psiquiatra Estefanía Pérez son los encargados de realizar la terapia y tratan de que pacientes y familiares adquieran conciencia de qué es la enfermedad, cómo se manifiesta, y cómo se han de tratar y prevenir los nuevos episodios. "De alguna manera, se pasa de la idea del médico como autoridad que ordena un tratamiento, al paciente como gestor de su salud, que se responsabiliza de tomar su medicación", explica Mora. De esta forma, al paciente se le dan herramientas para que "tenga adherencia al tratamiento, pero que lo haga porque está convencido de que lo necesita". Gracias a la terapia, tiene un conocimiento más claro de su enfermedad y el tratamiento le proporciona seguridad y confianza, lo que repercute en una mayor estabilidad anímica, mejora el pronóstico de la patología, minimiza las complicaciones psicosociales y reduce ingresos.


Asimismo, es necesario que los familiares entiendan que el trastorno bipolar es una enfermedad con una base neurológica y con un componente genético importante, y que es la patología la que produce la depresión o la euforia más absoluta, y que no se trata "de una debilidad del carácter o de no saber afrontar los problemas y las situaciones conflictivas de la vida". Los familiares juegan un papel muy importante en el apoyo a los enfermos, tanto en la gestión de su enfermedad, como en poder reconocer las señales de alarma que indiquen la aparición de la depresión o de la fase maniaca, cómo actuar y el tratamiento para estabilizar el estado de ánimo del paciente. "También reduce las connotaciones negativas y de estigma, y la incidencia de nuevos episodios". Según Mora, la psicoterapia en la familia puede servir como psiquiatría preventiva, al reducir el estrés del cuidador. Además, se incide en la adaptación de hábitos de vida saludables, y en evitar los desencadenantes de un nuevo episodio.
http://www.dmedicina.com/edicion/diario_medico/dmedicina/vida_sana/varios/es/desarrollo/1187436.html

Francesc Colom: Los enfermos con trastorno bipolar no han salido del armario

Francesc Colom (Barcelona, 1971) presenta hoy el libro De la euforia a la tristeza (Editorial La Esfera de Los Libros), escrito con el psiquiatra Eduard Vieta. Una obra sobre el trastorno bipolar, que afecta a casi dos millones de españoles, entre el 4% y el 6% de la población. Una enfermedad que es una montaña rusa anímica, con cambios vertiginosos en el estado de ánimo.

 --Usted define el trastorno bipolar como un viaje a los extremos de las emociones.
--Es una enfermedad del cerebro que afecta a los mecanismos biológicos encargados de las emociones. Son cambios muy bruscos del estado de ánimo, de la depresión se pasa a la euforia y de la euforia a la depresión. Hay dos ciclos: depresión y manía.

--Hablemos por partes: ¿qué sucede en esta fase de euforia?
--No es infrecuente que el paciente sea consciente de su conducta. Hay gastos excesivos y comportamientos imprudentes. Gente que se compra hasta dos coches sin tener carnet de conducir o se cambia en un día los muebles de casa. Casos de conducción temeraria, de relaciones sexuales con desconocidos. Aparecen nuevos intereses, pacientes que entran en fases religiosas y empiezan a ir a la iglesia.



--¿Las aguas vuelven a su cauce?
--Si la enfermedad se trata correctamente, sí. La bipolaridad se asocia a la creatividad de artistas y políticos.

--¿Y la fase depresiva?
--El trastorno bipolar y la depresión explican las altas tasas de suicidio. Casi el 10% de los bipolares se suicidan. Una de cada 10 personas son ciclotímicos, la forma blanda del trastorno. Les sucede a algunos jefes, de ahí que se pregunte a los compañeros: 'Este cómo tiene la semana'.

--Ejemplos.
--Felipe V abdicó 19 veces, las mismas que depresiones tuvo. Fernando VI se negó a comer y murió.

--¿Algún personaje famoso ha reconocido en público el trastorno?
--Este es el gran problema, porque no salen del armario. La bipolaridad solo la han reconocido Fabià Estapè, Goytisolo y Cabrera Infante. Pese a que, interpolando cifras, un 4% de diputados es bipolar, nadie lo asume. Nuestro equipo asesoró a La Maratò de TV-3 y no logró que ningún famoso hablara a la cámara y tenemos pacientes empresarios, políticos y periodistas.



--¿Por qué sucede?
--Porque los trastornos mentales están estigmatizados, crean rechazo, morbo. Entre todos contribuimos a dar de estos pacientes una imagen deformada, de persona peligrosa, excéntrica y agresiva.

--¿Cómo debemos tratarlos?
--Debemos perder el miedo a la enfermedad mental y mirarla cara a cara. Es imprescindible la detección precoz: si hay cambios de humor bruscos y energía fluctuante, hay que ir al médico.
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=569102&idseccio_PK=1026&h=

Más acerca de la bipolaridad

El Trastorno Bipolar es una condición médica de la que en los últimos años se ha dado a conocer con mayor frecuencia, aunque la misma es un desorden antiguamente conocido como el trastorno maniaco-depresivo o la psicosis maniaco-depresiva

La bipolaridad es un desorden en la que el individuo que la padece presenta unas manifestaciones extremas de dos estados de ánimo principales, las cuales se conocen como el polo depresivo , y el polo maníaco o de euforia.

Estos estados de ánimo fluctúan en la persona de forma cíclica e inconsistente, en la que por momentos sufre de una depresión grave o crónica, y de repente puede presentarse totalmente eufórico.
Uno de los indicativos principales de una persona que padece de bipolaridad es que la misma presenta estos polos de forma extrema y exagerada. 

La persona puede sufrir de episodios de depresión severa en ciclos promedio de entre una a dos semanas, y luego pasa a un episodio de euforia extrema en ciclos de la misma duración en promedio.
El diagnosticar esta condición en una persona no es fácil, ya que los síntomas son similares a las de otras condiciones del estado de ánimo como lo son la depresión, el trastorno obsesivo/compulsivo , entre otros.
  • Estadísticas
Algunos estudios antiguos indicaban que existía una alta relación de personas bipolares en grupos de niveles altos de inteligencia o en personas muy talentosas y educadas.
Sin embargo, no existe una prueba certera para que este dato sea cierto.

Es muy probable que este mito se haya manifestado debido a que se han mencionado muchas figuras conocidas en la historia y de la actualidad que pueden haber padecido, o padecen de la condición.
Figuras como Abraham Lincoln, Beethoven, Van Gohgh y otros, pudieron haber padecido de este trastorno. Figuras de la farándula local y políticos de la actualidad, también se han mencionado como parte de este grupo.
  • Síntomas
El Trastorno Bipolar puede ser diagnosticado por un profesional de la salud mental, como un psiquiatra. A continuación detallamos varios de los síntomas que se manifiestan tanto en el polo depresivo como en el maníaco.
Sin embargo, es importante señalar que solamente un profesional de la salud mental puede hacer un diagnóstico exacto y ayudarlo a recuperarse de esta condición.


  • Polo Depresivo
En términos generales, en este polo se manifiestan los síntomas comunes de la depresión, pero de forma intensa y extrema.
Los siguientes síntomas deben estar presentes hasta por periodos de dos semanas.

Entre los más comunes se encuentran:
  • Falta de interés o placer
  • Sentimientos de tristeza y vació constante
  • Irritabilidad en algunos casos (mayormente en adolescentes)
  • Pérdida o aumento de peso significativo sin dieta alguna
  • Cambios en los patrones de sueño, tanto como insomnio o dormir demasiado
  • Lentitud en los movimientos y expresiones pausadas
  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga o pérdida de energía, cansancio extremo
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Pobre autoestima, sentimientos de minusvalía
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Pensamientos de muerte y/o suicidio con o sin plan definido


Polo Maníaco o Eufórico
En términos generales, en este polo se manifiestan los síntomas de un estado anímico anormal o persistentemente elevado, al punto de que lo lleva a un grado de irritabilidad e intolerancia por parte de quienes lo rodean.

Estos síntomas están presentes mayormente en ciclos de por lo menos una semana. Entre los síntomas más comunes se encuentran:

Autoestima exageradamente alta, delirios de grandeza
Poca necesidad de sueño (con dos o tres horas de sueño la persona se siente que ha descansado lo suficiente)
Hablar demasiado, de forma persistente
Expresión de ideas al grado acelerado en que surgen los pensamientos
Distracción persistente, su atención se torna en aspectos poco importantes
Aceleración exagerada en los movimientos
Incremento en actividades específicas al grado de ser compulsivas, como lo son eventos sociales, exceso de trabajo
Hipersexualidad, actividad sexual de forma anormal y exagerada
Comportamiento hostil y/o violento
Realizar actividades en las que se puede ver en dificultades o en peligro, como por ejemplo, compras excesivas, despilfarro de dinero, obsesión por los juegos de azar, transacciones de negocios absurdas, uso de drogas o alcohol de forma desmedida, indiscresiones sexuales, entre otros



Existen otros "polos", dentro de los dos más comunes descritos anteriormente, los cuales se conocen como el polo hipomaníaco y el desorden mixto .

El polo hipomaníaco es una antesala al episodio maníaco o eufórico, aunque no siempre se manifiesta en las personas bipolares.
Este estado usualmente dura cuatro (4) días en promedio antes de que la persona sufra de un episodio maníaco en su totalidad.
Los síntomas no se manifiestan con la intensidad y profundidad del estado maníaco, y no producen tantos inconvenientes con las personas que le rodean.

El desorden mixto es mayormente una manifestación de ambos polos, creando un ciclo rápido y de cambio abrupto y repentino.
En algunos casos, los cambios entre un polo y el otro pueden ser de hasta minutos.
El tratamiento tiende a ser más prolongado y complicado.
Afortunadamente, estos casos no son tan comunes en comparación a las otras características de la condición.
Es importante señalar, que muchas veces los cambios de un polo a otro se relacionan con eventos y fechas especiales como los cumpleaños o aniversarios, o con momentos de un significado simbólico psicológico.


También pueden verse cambios por temporadas como los son durante la primavera o el invierno.

Causas
 
Se han realizado muchas investigaciones relacionadas al Trastorno Bipolar, aunque todavía no existe una causa totalmente definida para que surja.



En investigaciones realizadas se ha determinado una relación entre la deficiencia del Carbonato de Litio con la bipolaridad. Esta sustancia puede ser una de las causas de la condición cuando esta sustancia neurotransmisora no se distribuye adecuadamente a través de los nervios en el cerebro.

Tratamiento
 
El tratamiento para el Trastorno Bipolar es sumamente importante, ya que un tratamiento deficiente o inapropiado puede llegar a ser una de las condiciones psiquiátricas más devastadoras y catastróficas en la persona que la padece.

Gracias a las investigaciones y avances de la medicina, el Trastorno Bipolar ya se puede catalogar como una condición tratable, y en muchos casos, la persona que la sufre puede recuperarse totalmente y volver a tener una vida plena y normal.

Existen varias alternativas de medicamentos antidepresivos conocidos como antidepresivos de la nueva generación y los anticonvulsantes .
Estos medicamentos también se conocen como estabilizadores del ánimo.
Algunos ejemplos son el Depakote, Tegretoln y Neurontin. Mientras la persona sufre del polo maníaco, se les recetan inductores de sueño .
http://www.elmanana.com.mx/notas.asp?id=98457

El déficit de materia gris cerebral, relacionado con la esquizofrenia y el trastorno bipolar

Una investigación liderada por científicos del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) revela que los adolescentes con un primer brote de psicosis de trastorno bipolar o de esquizofrenia tienen un menor volumen en la materia gris del cerebro que los adolescentes sanos.


    El estudio, publicado recientemente en el 'Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry', y del que se hace eco el SINC, analiza una muestra de 121 jóvenes sanos y enfermos, con una edad comprendida entre los 7 y los 18 años, que fueron sometidos a un examen por resonancia magnética para registrar los posibles cambios estructurales.

   El objetivo del estudio es examinar y localizar en el cerebro las diferencias en el volumen de materia gris en personas sanas y las diagnosticadas con brotes psicóticos en la infancia o en la adolescencia. La psicosis fue clasificada por los investigadores en tres subgrupos: esquizofrenia, trastorno bipolar y otras psicosis que no se encuadran en ninguna de las anteriores.

   "Lo interesante es descubrir qué alteraciones comunes tienen dos tipos de psicosis que se diferencian clínicamente, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar, para mejorar el diagnóstico de estas enfermedades", explica a SINC Santiago Reig, uno de los autores del estudio e investigador en el Laboratorio de Imagen Médica del Hospital Gregorio Marañón.

   Los resultados del trabajo confirman un menor volumen de la materia gris, la sustancia del cerebro donde se concentran las células neuronales. Este déficit, común en el grupo de esquizofrenia y trastorno bipolar tipo I, supone que la función que realiza esa parte del cerebro está "de alguna manera atrofiada".

   El hallazgo podría permitir ver alteraciones comunes en distintas patologías y, por tanto, "puede ayudar a desarrollar fármacos y encontrar rasgos comunes en las distintas patologías", apunta el investigador. "Este tipo de resultados son fundamentales para el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad", recalca.

   No obstante, advierte de que aún no se puede hacer una relación causal entre una alteración en esa zona y la aparición de estas patologías ya que las enfermedades psiquiátricas necesitan un diagnóstico más complejo. Pero lo que refleja la investigación es que la mayoría de las personas con esquizofrenia y trastorno bipolar tipo I sufren este déficit de materia gris y la mayoría de las personas sanas poseen un volumen normal.

    "Todavía no sabemos si la pérdida se debe a la enfermedad o no", dice Reig. Sólo es una pieza más para ayudar a conocer rasgos comunes de las enfermedades psicóticas. "Quizá relacionándolos con otros nuevos hallazgos se pueda completar algún día el puzzle de las enfermedades psiquiátricas", concluye. El déficit de materia gris en el cerebro es común en adolescentes con esquizofrenia y trastorno bipolar tipo I.
http://www.europapress.es/salud/noticia-deficit-materia-gris-cerebral-relacionado-esquizofrenia-trastorno-bipolar-20090114132104.html

Trastorno bipolar, cuando el ánimo se transforma

Quien padece trastorno bipolar experimenta graves alteraciones en el estado de ánimo, las cuales llegan a ser tan extremas que deterioran la capacidad de trabajar.
 
Quien padece trastorno bipolar experimenta graves alteraciones en el estado de ánimo, las cuales llegan a ser tan extremas que deterioran la capacidad de trabajar, estudiar y relacionarse con los demás, debido a que se pasa súbitamente de depresión severa a euforia y agresividad en unas cuantas horas.


También conocido como psicosis maníaco depresiva, el trastorno bipolar afecta por igual a personas de ambos sexos, no obstante, la posibilidad de sufrirlo es tres veces mayor en la población femenina.
Esta enfermedad generalmente se manifiesta entre los 20 y 25 años, pero en la actualidad se ha visto que se presenta con cierta frecuencia en niños y adolescentes.

Dualidad que espanta Quienes padecen trastorno bipolar pasan de la depresión a la euforia en forma repentina, lo cual puede suceder como consecuencia de golpes, enfermedad o situaciones altamente estresantes.
Cuando los pacientes se encuentran en el primer estado de ánimo mencionado sufren los siguientes síntomas:

* Tristeza prolongada o llanto sin causa aparente. * Pérdida de interés en las actividades que solían ser placenteras.
* Reducción o aumento del apetito. * Insomnio o sueño excesivo. * Irritabilidad, enojo, preocupación o ansiedad.
* Sentimientos de inutilidad, culpa y frustración. * Cansancio. * Baja autoestima. * Dificultad para concentrarse.
* Aislamiento social. * Dolores y molestias inexplicables. * Ideas obsesivas sobre muerte y suicidio.
Al presentarse la fase maníaca o eufórica, el estado de ánimo se eleva considerablemente; además, se presentan los siguientes síntomas:
* Optimismo y autoestima exaltados. * Disminución de la necesidad de dormir, sin que ello ocasione fatiga.
* Sensación exagerada de ser muy importante y tener poderes extraordinarios. * Irritabilidad y conducta agresiva.
* Incremento de las actividades física y mental. * Habla apresurada y falta de control sobre los pensamientos.
* Impulsividad * Dificultad para concentrarse. * Gastos económicos innecesarios. * Prácticas sexuales sin control (promiscuidad).

Cualquier persona que experimente por más de dos semanas cuatro o más síntomas -ya sea de depresión, manía o ambas- debe buscar ayuda psiquiátrica pues, como en toda enfermedad mental, las consecuencias inmediatas son disminución en el rendimiento laboral y problemas para relacionarse con los demás.


Niños y adolescentes bipolares, caso aparte Aunque el diagnóstico de trastorno bipolar en edad temprana es algo nuevo, los especialistas en salud mental estiman que tanto niños como adolescentes pueden experimentar síntomas; es más, cuando se entrevista a adultos que lo padecen, casi la mitad cuenta que su primer episodio maníaco-depresivo ocurrió antes de los 21 años, y 1 de cada 5 afirma que tuvo lugar durante la infancia.

Ante este panorama, algunos expertos creen que niños y adolescentes se ven empujados al trastorno bipolar a causa del estrés familiar y escolar, uso de drogas y herencia genética.
Ahora bien, la mayoría de infantes y jóvenes que padecen la enfermedad suelen tener cambios de conducta a lo largo del día, por ejemplo: se resisten a despertarse por las mañanas, vestirse e ir al colegio, asimismo, se muestran con tendencia a contestar mal y a quejarse, o bien inconsolablemente tristes y retraídos.
A media mañana cambia el panorama y dejan de ver todo negro y disfrutan de pocas horas de claridad que les permiten participar en las actividades escolares, pero cuando llega la tarde vuelven a tornarse descontrolados, hiperactivos y eufóricos.

Por otra parte, su forma de jugar o divertirse es desordenada y agresiva, incluso, es posible que inventen historias o que insistan que poseen aptitudes sobrehumanas; además, si se les lleva la contraria adquieren actitud ofensiva, conducta que se prolonga hasta altas horas de la noche, lo que explica en parte por qué les cuesta tanto trabajo levantarse por las mañanas.



De genes y algo más Las investigaciones han demostrado que algunas personas pueden tener predisposición genética al trastorno bipolar, aunque si algún miembro de la familia lo padece, ello no significa que sus descendientes lo vayan a sufrir, pero sí se incrementa el riesgo.

Por otra parte, también existen factores ambientales, los cuales pueden incluir infecciones por virus que haya padecido la madre durante el embarazo, consumo de drogas, traumas psicológicos en la infancia y poca tolerancia a situaciones estresantes.

Asimismo, debe considerarse que alguna falla en la química cerebral debida a algún problema en la anatomía del encéfalo o cambios hormonales puede dar lugar a un desorden afectivo.
Lo anterior daña directamente a unas sustancias llamadas neurotransmisores (serotonina, noreprinefina y dopamina), que son responsables de la comunicación entre las neuronas, proceso que permite el control de pensamientos, estado de ánimo y conducta.



¿Cuándo deja de ser una sospecha? El diagnóstico de trastorno bipolar debe ser realizado por un psiquiatra, quien se basará en los síntomas de la enfermedad, así como interrogatorio al paciente y familiares; no obstante, en ocasiones solicitará estudios como tomografía axial computarizada (evalúa alteraciones en la estructura del cerebro) o tomografía por emisión de positrón único (analiza el funcionamiento global del encéfalo).

Después de que el paciente maníaco-depresivo es sometido a estos métodos, es común encontrar cambios estructurales y funcionales en las regiones cerebrales que ayudan a regular los pensamientos y el estado de ánimo.



Por otra parte, es necesario que el especialista en salud mental realice diagnóstico diferencial, es decir, determine si existen o no otras enfermedades que estén ocasionando síntomas similares al trastorno bipolar; entre ellas se encuentran depresión mayor, hiperactividad, esquizofrenia (su principal manifestación son ideas delirantes, de persecución y grandeza, además de personalidad defensiva, rígida, desconfiada y egocéntrica) o drogadicción.

Las investigaciones indican que sólo una tercera parte de las personas con trastorno bipolar reciben tratamiento apropiado, y dos terceras partes se encuentran aún sin diagnóstico o siguiendo una terapéutica inadecuada.
Lo anterior representa grave problema porque las personas con psicosis maníaco-depresiva no tratada tienen altas probabilidades de recurrir al suicidio.


El tratamiento en cada paciente es diferente, pues hay que considerar que no todos los organismos reaccionan de igual manera a los mismos medicamentos; entre éstos, también conocidos como reguladores del ánimo, se encuentran los siguientes: Litio.



Regula los niveles de dopamina, serotonina y noreprinefina, lo que restablece la comunicación entre neuronas.
Anticonvulsivos. Algunos medicamentos desarrollados para calmar los ataques epilépticos, han mostrado efecto calmante en las crisis bipolares.

Antipsicóticos. Disminuyen los síntomas depresivos y maníacos.
Cabe destacar que los estabilizadores del ánimo tienen la función de controlar los síntomas y prevenir recaídas al reestablecer el equilibrio bioquímico del cerebro, por lo que es necesario tomarlos al menos durante un año; asimismo, llega a ser necesaria la administración de medicamentos antidepresivos, pero deberán ser suspendidos gradualmente cuando el estado de ánimo se haya estabilizado.

Además del empleo de medicamentos para el trastorno bipolar, es importante que el paciente reciba psicoterapia, la cual ayuda a modificar los patrones de comportamiento que contribuyen a la presencia de la enfermedad y a entender de qué manera los síntomas pueden haber afectado su percepción personal.
Lo anterior debe complementarse con la asistencia a grupos de apoyo diseñados para mejorar la conducta y compartir experiencias con otros afectados.



Como puede ver, el diagnóstico temprano y correcto del trastorno bipolar es básico para que el paciente pueda recibir tratamiento de inmediato, con lo que se evitará que su calidad de vida descienda y se facilitará su reintegración al medio social.
http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=287091

Hijos de padres bipolares, en riesgo de sufrir trastorno mental

NUEVA YORK (Reuters Health) - Un nuevo estudio reveló que cuando los padres tienen trastorno bipolar, sus hijos corren riesgo de desarrollar alteraciones psiquiátricas.
Los resultados "prueban la importancia del diagnostico y el tratamiento precoz", escribió en Archives of General Psychiatry el equipo del doctor Boris Birmaher, del Centro Médico de la University of Pittsburgh.
El trastorno bipolar, o depresión maníaca, produce variaciones del estado de ánimo que van desde la depresión extrema hasta la euforia descontrolada.


La investigación llamada Pittsburgh Bipolar Offspring Study comparó la incidencia de los trastornos psiquiátricos en 388 hijos de 233 parejas con trastorno bipolar, con 251 hijos de 143 parejas sin la enfermedad mental.

Los resultados demuestran que los hijos de padres con trastorno bipolar son 13 veces más propensos a desarrollar una alteración similar a la bipolaridad que los chicos de parejas sin el trastorno.
A la vez, tener a uno de los padres con trastorno bipolar quintuplicaba el riesgo de tener algún trastorno del ánimo.

Diez familias en el estudio tenían al padre y a la madre con un trastorno del espectro bipolar. En todos los hijos de padres bipolares, el riesgo de desarrollar el mismo trastorno era 3,6 veces más alto cuando ambos padres tenían la enfermedad que cuando uno solo de ellos la padecía.
Tres cuartos de los niños que desarrollaron trastorno bipolar sufrieron su primera crisis anímica antes de los 12 años.

"Dado que la mitad de los hijos de padres con trastorno bipolar no habían manifestado aún alguna enfermedad psiquiátrica diagnosticable, existe una gran necesidad y oportunidad de prevención primaria en esa población de alto riesgo", destacó el equipo.

FUENTE: Archives of General Psychiatry, marzo del 2009
http://www.buenasalud.com/news/index.cfm?news_id=24412&mode=browse

Edad de inicio del trastorno bipolar y riesgo para el trastorno límite de la personalidad comórbido.

Objetivos: La relación entre el trastorno bipolar y los trastornos de personalidad del grupo B siguen siendo fenológicamente complejos y controvertidos. Intentamos examinar la relación entre la edad temprana de inicio del trastorno bipolar y el desarrollo del trastorno límite de la personalidad comórbido.

Métodos: Un total de 100 adultos en una clínica especializada para el trastorno bipolar se sometieron a entrevistas estructuradas de diagnóstico y a evaluaciones clínicas para determinar la presencia durante la vida de un trastorno límite de personalidad comórbido, historias de trauma en la infancia y características clínicas de la enfermedad.

Resultados: La regresión logística indicó que el incremento de la edad de inicio del trastorno bipolar se asoció con una menor probabilidad de desarrollar un trastorno límite de la personalidad comórbido (tasa de probabilidad=0.91, intervalo de confianza: 0.83-0.99) mientras se controlaban los factores potenciales de confusión, incluyendo la historia de trauma/abuso severos en la infancia.

Conclusión: El inicio temprano del trastorno bipolar incrementa la probabilidad de desarrollar un trastorno límite de la personalidad comórbido, independiente de los efectos del trauma/abuso severo en la infancia. En pacientes con trastorno límite de la personalidad, los estudios prospectivos del nuevo inicio del trastorno bipolar pueden subestimar la prevalencia de la verdadera comorbilidad a menos que se capture la ventana de riesgo primaria del primer episodio de manía presentándose antes de que finalice la adolescencia.
http://www.psiquiatria.com/articulos/trastorno bipolar/comorbilidad/41251/

La ignorancia dificulta el trato de la bipolaridad

Ricardo Hernández murió la semana pasada en Madrid, abatido a tiros por la Guardia Civil, después de una persecución en la que intentó arrollar a varios agentes. Su familia llevaba años reclamando ayudas para controlar su enfermedad, pero ni siquiera sabían adónde acudir.

Ricardo, de 38 años, sufría un trastorno bipolar: tenía delirios y cuando entraba en crisis su estado de ánimo se disparaba, lo que le llevaba a no controlar sus impulsos y llevarlos al extremo. Su familia reclama que no fue tratado como un enfermo mental sino como un delincuente.
Abandono de la medicación

En España, alrededor de 1.300.000 personas sufren trastornos mentales graves (bipolaridad y esquizofrenia), alrededor del 3% de la población. Podrían llegar a tener una vida normal si se medicaran, pero entre el 30% y el 60% o no lo hacen o lo hacen mal, según Fernando Cañas, jefe de Psiquiatría del Hospital R. Lafora de Madrid.


El abandono de la medicación con múltiples efectos secundarios, como disfunción sexual, aumento de peso o espasmos musculares y la falta de conciencia de estar enfermo son los retos a los que se enfrentan los psiquiatras.
Solidarios Anónimos apoyaen el juicio a los que han hecho un delito

Los familiares de las personas con trastorno bipolar y con esquizofrenia son, en la mayoría de casos, incapaces de conseguir que retomen la medicación. Así lo denunció la madre de Ricardo, que no supo adónde acudir para encontrar ayuda.

Para las asociaciones de familiares es fundamental que éstos dispongan de información. "Cuando no la tienen, el día a día puede ser muy angustioso", asegura el presidente de la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes), José María Sánchez Monge.

"Hay una falta de información absoluta. La gente no sabe cómo actuar. Por ejemplo, no saben que si el paciente deja de medicarse, el médico de cabecera puede iniciar la tramitación de un ingreso involuntario", explica Cañas.
Los recursos sanitariosdifieren segúnlas comunidades

El tratamiento comienza con la visita al médico de familia, que remite al paciente a un especialista. Este es quien decide si ingresa al enfermo, por ejemplo, en un hospital general, en uno de día, en una unidad de cuidados prolongados o bien le inscribe en un programa de rehabilitación o en uno de empleo con apoyo. Los recursos difieren entre las comunidades.

Pero las asociaciones consideran que estos recursos son insuficientes. En Feafes denuncian que faltan "equipos multidisciplinares" para atenderles. "En muchos casos hay una discontinuidad en la atención. Se atiende al enfermo, en cuanto a la medicación y a la terapia, y luego se le deja. Para que esto no ocurra, en los centros de salud tiene que haber un equipo que incluya trabajadores sociales y ayuda a domicilio", señala Sánchez Monge.

Cañas explica que en la atención primaria existen equipos de tratamiento ambulatorio, que controlan, a través de citas con el paciente, que tome la medicación y si este no acude, avisan a los familiares.
El principal resto es que los enfermos no abandonen la medicación

Cuando la enfermedad ha afectado tanto al enfermo que el trastorno es permanente, los familiares se enfrentan al problema de hacer frente a su incapacidad de valerse por sí mismos. Para Feafes, la Ley de Dependencia olvida a los enfermos mentales, ya que está más enfocada "a la dependencia física y a las personas de la tercera edad". El Ministerio de Política Social insiste en que la ley también reconoce a los enfermos mentales, eso sí, sólo los que sufren un trastorno permanente.

Problemas con la Justicia


Sin tener por qué llegar a una situación de dependencia, la situación se vuelve insostenible para las familias cuando al enfermo le dan las crisis, que pueden llevarle a tener problemas con la justicia.
El especialista es el que decide si ingresa o no al paciente

La ONG Solidarios Anónimos dispone de un servicio para asesorar jurídicamente a personas con enfermedad mental que hayan cometido un delito. "Los incidentes van desde gastos excesivos que terminan por condenar al enfermo a la ruina o a tener problemas legales; hasta delirios que provocan conducción temeraria...", explica Carlos Maña, presidente de la asociación. "No disculpamos el delito, pretendemos que el reo tenga la identidad penal de enfermo mental aportando pruebas y diagnósticos que así lo acrediten", agrega.

Esta asociación aboga por la creación de un registro de enfermos bipolares para que, en el caso de que fuesen parados por las fuerzas del orden, los agentes sepan cómo actuar. "Pero con una cobertura de consulta restringida", advierten en Solidarios Anónimos. En Feafes están en contra del registro y piden un "protocolo de atención" en el caso de que un enfermo mental se vea involucrado en un acto delictivo. "Hay que llamar a los servicios sanitarios para que le valoren y le calmen", exige Sánchez Monge. Cañas alerta de que un registro sería ilegal, porque violaría el derecho a la intimidad del enfermo. "Es un terreno resbaladizo, porque la intimidad de la persona choca con la seguridad ciudadana", reflexiona.

Sacadudas

¿En qué se diferencian la esquizofrenia del trastorno bipolar?

La persona con esquizofrenia tiene alterado su contacto con la realidad, sufre alucinaciones y tiene ideas delirantes. El paciente bipolar tiene variaciones muy acusadas de su estado de ánimo, por exceso de euforia o de desánimo.


¿Cuántas personas sufren una enfermedad mental?

Los expertos calculan que el 10% de la población tiene problemas mentales. El 3% sufre bipolaridad o esquizofrenia. La Encuesta Nacional de Salud dice que una de cada cuatro personas sufrirá a lo largo de su vida algún tipo de trastorno mental.

¿Con qué recursos sanitarios específicos cuentan las familias?

Cada comunidad tiene su red de servicios. En general, existen hospitales con áreas específicas para estos enfermos, centros de día, residencias, programas terapéuticos, programas de atención a domicilio y de empleo con apoyo, entre otros.


¿Cuándo se puede ingresar a un enfermo contra su voluntad?

El artículo 763 de la Ley de Enjuiciamiento Civil permite el ingreso involuntario del paciente con una autorización judicial. Pero en casos de urgencia, lo puede tramitar un médico, informando antes de las 24 horas al tribunal competente.



¿Una persona con estas enfermedades es violenta?

Sólo se ha comprobado que el paciente es violento cuando no toma la medicación o ha consumido drogas. Con tratamiento adecuado, el enfermo incluso es menos violento que la población general, coinciden los expertos.



¿Estos pacientes pueden trabajar y llevar una vida normal?

Entre el 65% y el 70% de los pacientes con esquizofrenia o trastorno bipolar pueden llevar una vida laboral si reciben el tratamiento adecuado. Es imprescindible detectar y tratar la enfermedad desde una etapa temprana.



¿Cuáles son los problemas a los que se enfrentan las familias?

El principal problema es la falta de información y ponerle nombre al trastorno. El promedio de retraso para el diagnóstico efectivo de la enfermedad ronda los diez años, según la ONG Solidarios Anónimos.

¿Si cometen un delito, se tiene en cuenta su enfermedad?

El Código Penal acepta la enfermedad mental como eximente a la hora de exigir responsabilidad penal. Es imprescindible la demostración médica de que el sujeto en cuestión sufre de algún trastorno.

http://www.publico.es/espana/233815/ignorancia/dificulta/trato/bipolaridad

Investigadores de Castilla-La Mancha profundizan en el conocimiento del trastorno bipolar y la esquizofrenia

Aportar nuevos conocimientos sobre las causas últimas del trastorno bipolar y la esquizofrenia es el objetivo del trabajo que el equipo de investigación de psiquiatría del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, encabezado por el doctor José Luis Santos, está llevando a cabo.

   Un trabajo que ha merecido el accésit en el apartado de Asistencia Sanitaria 1 de la última edición de los premios científicos que concede cada año el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Fundación para la Investigación Sanitaria en Castilla-La Mancha (FISCAM), informó la Junta en nota de prensa.

   La investigación, llevada a cabo mayoritariamente por el equipo de psiquiatría del hospital conquense, ha recibido además el reconocimiento de ser publicada en Acta Psychiatrica Scandinavica, una de las revistas internacionales más prestigiosas del sector y con un gran nivel de impacto entre la comunidad científica.

    La investigación premiada por el Gobierno de Castilla-La Mancha bajo el título "El déficit en el P50 sensory gating es un marcador de vulnerabilidad común para el trastorno bipolar y la esquizofrenia", ha tenido como fin el examen de pacientes bipolares eutímicos para determinar si presentan déficit en el potencial evocado P50.

   Las conclusiones a las que ha llegado este equipo de investigadores sugieren que el déficit en el P50 es un marcador neurobiológico que está presente en pacientes equizofrénicos estabilizados y en pacientes bipolares eutímicos.

   En este sentido, José Luis Santos pone de manifiesto que el trabajo con el potencial evocado P50 (P50 sensory gating) es una labor que se está llevando a cabo por parte de varios grupos de investigación de todo el mundo (no más de 10).

   El responsable del grupo de investigación ha destacado además el trabajo que supone el conocimiento de estas enfermedades asociadas al sistema nervioso, para las que no se esperan grandes revoluciones en su tratamiento a corto y medio plazo. "Todo el conocimiento sobre el sistema nervioso central avanza muy lentamente, todavía hay un gran desconocimiento sobre el funcionamiento de esta parte del cuerpo humano".

http://www.europapress.es/salud/noticia-investigadores-castilla-mancha-profundizan-conocimiento-trastorno-bipolar-esquizofrenia-20090810103315.html

La impulsividad podría tener una representación neural diferente en el trastorno bipolar y los sujetos sanos.

La impulsividad está asociada con el resultado clínico y la probabilidad de conductas de riesgo en pacientes con trastorno bipolar. Anteriores estudios han mostrado una relación inversa entre la impulsividad y el volumen de la corteza orbitofrontal (OFC) en sujetos sanos, por lo que en este trabajo se sostiene la hipótesis de que los pacientes bipolares mostrarían una relación inversa entre la impulsividad y los volúmenes de la corteza orbitofrontal, la corteza cingulada anterior, la corteza prefrontal media y la amígdala, implicados en la patofisiología del trastorno bipolar.

Científicos de la Universidad de Texas estudiaron a sesenta y tres pacientes bipolares. Se utilizó la Escala de Impulsividad de Barratt (BIS), para valorar el rasgo de impulsividad. Se examinaron las correlaciones entre los índices BIS y los volúmenes de materia gris y de materia blanca de regiones especificadas.

El volumen GM ACC rostral izquierdo estuvo inversamente correlacionado con el índice total BIS y el índice motor BIS. En discrepancia con las hipótesis iniciales, los volúmenes de la corteza orbitofrontal no estuvieron significativamente asociados a la impulsividad en BD. Ningún volumen de la materia blanca de ninguna estructura estuvo significativamente correlacionado con la impulsividad.

Jair C. Soares, coordinador del estudio y su equipo concluyen que de acuerdo con las conclusiones anteriores y los resultados actuales, la impulsividad podría tener una representación neural diferente en el trastorno bipolar y en los sujetos sanos, y la corteza cingulada anterior podría estar implicada en la patofisiología de la regulación anómala de la impulsividad en pacientes bipolares.
FUENTE: BIPOLAR DISORDERS. 2009 SEP

Los pacientes con trastorno bipolar doblan la tasa de mortalidad.

Los pacientes con trastorno bipolar presentan una probabilidad mayor de contraer enfermedades y una mortalidad superior a la población general. Se calcula que la tasa de mortalidad entre este grupo de pacientes es el doble que en la población sana debido, principalmente, al mayor índice de suicidios pero, también, a un mayor número de casos de síndrome metabólico y de enfermedades cardiovasculares.

Es una de las principales conclusiones del Consenso español de salud física del paciente con trastorno bipolar, una enfermedad mental que puede llegar a afectar a entre el 2 y 5% de la población. En la iniciativa, pionera en España, han participado 32 psiquiatras y 10 expertos de otras especialidades. Las patologías que aparecen con mayor frecuencia en los enfermos son hipertensión, obesidad, tabaquismo, enfermedades pulmonares, migraña e infección por VIH.

«Los pacientes con trastorno bipolar tienen una sobrerrepresentación de las enfermedades que afectan a toda la población», afirma el doctor Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo, uno de los participantes en el estudio.
FUENTE: SALUDALIA. 2009 DIC

La risperidona es bien tolerada y eficaz en niños y adolescentes con trastorno bipolar.

Un estudio llevado a cabo por investigadores belgas y estadounidenses revela que la risperidona se tolera bien y es eficaz en los niños y en los adolescentes con episodios maniacos o mixtos agudos de trastorno bipolar I. La investigadora principal, Dra. Magali Haas, señaló que “este primer estudio comparativo aleatorizado a gran escala sobre la risperidona en una población bipolar joven demuestra la eficacia y seguridad de dos intervalos de dosis de risperidona frente a placebo."

La Dra. Haas del Johnson & Johnson Pharmaceutical Research and Development de Beerse (Bélgica) y sus colaboradores estudiaron 169 pacientes entre 10 y 17 años que distribuyeron al azar a recibir placebo ó 0,5 mg a 2,5 mg/día ó 3 mg a 6 mg/día de risperidona.

Tras tres semanas de tratamiento los pacientes con risperidona presentaron una mejora mucho mayor en la puntuación media total de la Young Mania Rating Scale. En el grupo de intervalo de dosis más bajo la puntuación descendió 18,5 y en el grupo de intervalo de dosis más alto 16,5. En el grupo de placebo la reducción media era de 9,1.

Este estudio utilizó un diseño de dosis flexible a fija dirigida al límite máximo de tolerabilidad, que establece algunos límites sobre la capacidad de evaluar la dosis óptima para la población.

Según informó la autora, “a pesar de las limitaciones de este diseño, el mensaje más importante para la práctica clínica es el hallazgo de que el intervalo de dosis más bajo tiene mejor índice riesgo/beneficio que el intervalo de dosis más alto."
FUENTE: BIPOLAR DISORDERS. 2009 NOV;11(7):687 - 700.

Los adolescentes brillantes tienen más riesgo de desarrollar trastorno bipolar

Los adolescentes más brillantes tienen hasta cuatro veces más riesgo de desarrollar trastorno bipolar en la edad adulta, según un estudio liderado por el investigador James MacCabe, del King’s College de Londres, en el que ha colaborado el Instituto Karolinska de Suecia y que publica “British Journal of Psychiatry”.
La investigación analizó los resultados de los exámenes de fin estudios obligatorios realizados por más de 700.000 adolescentes suecos de 15 y 16 años entre 1988 y 1997, y los ingresos en hospitales debidos a trastorno bipolar registrados por ese mismo grupo entre los 17 y 31 años de edad.
Los resultados del estudio muestran que los estudiantes que sacaron las mejores notas, especialmente en asignaturas de humanidades -principalmente música y lengua sueca-, y en menor medida en ciencias, tenían un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar dicho trastorno en la edad adulta que los que obtuvieron notas medias.

Mayor creatividad
Según los investigadores, esto se debería a que las personas con trastorno bipolar, que experimentan períodos depresivos seguidos por etapas de euforia, en estas últimas pueden ver su capacidad de concentración, creatividad y emotividad incrementadas, lo que a su vez puede plasmarse en un mayor talento musical, artístico y literario.
Estas características cognitivas explicarían que los estudiantes con más predisposición a desarrollar este trastorno obtengan mejores resultados en asignaturas más creativas “Sin embargo, pese a que los alumnos con mejores notas tienen mayor riesgo de desarrollar trastorno bipolar, debemos recordar que la mayoría de ellos suelen gozar de buena salud mental”, matizó del doctor MacCabe con respecto a los resultados del estudio.
http://www.abc.es/20100203/sociedad-salud/trastorno-bipolar-201002031812.html

7,8% del mundo sufre bipolaridad

El trastorno bipolar es "una alteración en la esfera mental que altera el ánimo", según define el psiquiatra Emilio Miquelena a la patología que afecta a 7,8% de la población mundial.

La prevalencia de esta patología en Venezuela no se conoce, pues no existen estudios serios que así lo determinen; pero Miquelena asegura que la Sociedad Venezolana de Psiquiatría "trabaja en eso".

Las causas que producen el trastorno bipolar son aún desconocidas por la ciencia médica. Lo que se sabe es que hay predisposición genética: "Está presente hasta en 70% de los casos, pero el entorno también puede hacer que fluctúen los cuadros depresivos", dice el psiquiatra. De hecho el especialista comenta que este trastorno se divide en dos polos: "Uno es cuando se presentan episodios de manía; el individuo tiende a pensar y hablar muy rápido. Es muy acelerado, se distrae con mucha facilidad, tiene delirios de poder y hace todo a lo Superman. En casos muy severos llegan a alucinar y a tener ideas delirantes". Pero precisa Miquelena que para diagnosticar ese estado, es preciso que la persona demuestre los síntomas por al menos una semana.

El otro polo del trastorno es el depresivo: "Hay insomnio; la persona se siente inútil, tiene baja autoestima. Pierde el apetito, le cuesta concentrarse e incluso puede intentar suicidarse", subraya el médico y añade que el paciente debe haber mostrado estos síntomas por menos de dos semanas para diagnosticarle el trastorno.

Dice Miquelena que la situación venezolana, al igual que la de cualquier otro país, es caldo de cultivo para desarrollar la patología psiquiátrica, aunque hace la salvedad que la misma "no puede considerarse un estado de locura, como sí lo es, por ejemplo, la esquizofrenia. Hay quien considera a los bipolares como locos, pero esa no es la locura pura".

Ejemplos de personas con trastorno bipolar, sobran; incluso gozan de mucha exposición mediática. Según el médico "(la cantante estadounidense) Britney Spears es uno de esos ejemplos".

Y aunque el trastorno no tiene cura específica, Miquelena precisa que con un tratamiento adecuado y a tiempo "el paciente puede llegar a ser funcional y no perder ni su trabajo ni su estilo de vida". Además, "el tratamiento debe enfocarse en los factores estresores, que son aquellos factores externos que llevan a la depresión".

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el trastorno bipolar es la sexta causa de discapacidad en todo el planeta.

Según un estudio que publicó la revista científica British Journal of Psychiatry, los adolescentes más brillantes tienen hasta cuatro veces más riesgo de desarrollar trastorno bipolar en la edad adulta. La investigación analizó los resultados de los exámenes de fin estudios obligatorios realizados por más de 700.000 adolescentes suecos de 15 y 16 años entre 1988 y 1997, y los ingresos en hospitales debidos a trastorno bipolar registrados por ese grupo entre los 17 y 31 años de edad.

http://www.eluniversal.com/2010/02/08/ten_art_7,8-del-mundo-sufre_1754324.shtml

Estudios demuestran que los medicamentos no tienen una influencia significativa en el rendimiento neurocognitivo de los pacientes bipolares.

Con el objeto de investigar la influencia de la medicación en el rendimiento cognitivo en los pacientes bipolares eutímicos, se llevaron a cabo una serie de pruebas neurofisiológicas de las funciones de ejecución, memoria y atención en 44 pacientes eutímicos bipolares prospectivamente verificados, de los cuales 22 no estaban bajo medicación alguna.

Los resultados del estudio demostraron que los pacientes con o sin medicación difieren únicamente en la memoria verbal retrasada y en perseveraciones durante la prueba de cinco puntos puesto que, a la hora de controlar estadísticamente los síntomas residuales del estado anímico, utilizando ancova, se descubrió que las diferencias entre los sujetos con o sin medicación eran insignificantes. Asimismo, se encontraron correlaciones significativas entre los índices de depresión residuales y las medidas de aprendizaje verbal.

Por lo tanto, se pudo concluir que no hay diferencia en el rendimiento neurocognitivo de pacientes bipolares medicados o sin medicar, sugiriendo que el déficit neurocognitivo es una parte integral del trastorno bipolar.
FUENTE: ACTA PSYCHIATR SCAND. 2010

El miedo al trastorno bipolar

CIUDAD DE MÉXICO — Una de las habilidades que un adulto ha consolidado es tener un control relativo sobre su estado de ánimo, es decir, llevar la rienda de sus propias emociones.

Sin embargo, más de 2 millones de mexicanos y alrededor del 4% de la población mundial, padecen trastorno bipolar: experimentan emociones intensas y descontroladas, que van de la alegría y omnipotencia abrumadoras a la tristeza desoladora o la desesperación absoluta. En algunos casos éstos extremos inclusive se experimentan al mismo tiempo. Además de estas variaciones se presentan cambios drásticos en el nivel de actividad, la conducta, los patrones de sueño, sexuales y de alimentación.

El trastorno bipolar puede llegar a deteriorar severamente las relaciones interpersonales, el desempeño escolar y laboral, y en algunos casos extremos, puede conducir al suicidio. Como cualquier fenómeno psíquico, el trastorno bipolar no tiene una sola causa, sino que tiene raíces biológicas (cerebrales), genéticas, en las experiencias de vida, y en el entorno social y familiar del individuo.

Un factor que complica su diagnóstico y el tratamiento, es que puede acompañarse de fenómenos tales como alucinaciones y delirios: durante un episodio maniaco la gente puede tener el delirio de ser famosa, de tener una herencia que le están escondiendo, o de poseer poderes especiales; un episodio depresivo puede agravarse por el delirio de haber quebrado su negocio, o de haber cometido un crimen.

El tratamiento del trastorno bipolar es multidisciplinario: requiere de la intervención de psiquiatras, psicoterapeutas y médicos. Más aún, el involucramiento empático de familiares, la pareja, amigos, vecinos y compañeros de trabajo o escuela significa la diferencia entre retomar una vida funcional o un agravamiento terrible del problema.

La investigación reciente señala que un factor trascendental en conservar la estabilidad emocional depende de construir patrones de vida constantes: horas de sueño estables y rutinas de vida consistentes. Otro hallazgo importante es que cuando los pacientes y sus familias se enfocan más en las soluciones (llevar una vida funcional) que en el problema (los cambios radicales de humos y los trastornos de tipo psicótico), hay una mejoría significativa en la calidad de vida.

¿Qué hacer?

Por paradójico que parezca, en pleno siglo XXI, las personas siguen teniéndole pavor a los trastornos mentales; en ese sentido, la actitud de la gente hacia la enfermedad psíquica no ha avanzado mucho desde Salem: preferimos ocultar a nuestros enfermos, adjudicamos el problema a causas mágicas, hostilizamos y segregamos a las personas que tienen problemas psicológicos.

Lo primero es reconocer el problema y acudir a un especialista para su diagnóstico oportuno. En todos los escenarios de la vida, la prevención y la atención oportunas son más convenientes que la curación. Contar con información oportuna, profesional y actualizada es clave.

Aceptar que no existe actualmente una cura. Es un trastorno que acompañará de por vida al paciente, a sus familiares y a sus amigos.

Aprender a detectar variaciones en los patrones de conducta; reconocer que ante situaciones el paciente se siente más estresado y desarrollar estrategias para afrontarlas más eficientemente o evitarlas; Ser disciplinado sin llegar a ser rígido.

Aunque puede llegar a ser una enfermedad devastadora, es importante dejar claro que es controlable y que las personas que llevan un tratamiento adecuado, pueden seguir adelante y llevar vidas bastante funcionales.

* El autor tiene la Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica por el Instituto en Investigación en Psicología Clínica y Social. Es docente de tiempo completo en Instituto Politécnico Nacional e imparte psicoterapia individual.

http://www.cnnexpansion.com/opinion/2010/05/05/salud-trastorno-bipolar-animo-expansion

Identifican una relación entre la hipertensión y el trastorno bipolar

Casi la mitad de los pacientes hospitalizados por trastorno bipolar padecen hipertensión, y cuanto más joven es la persona diagnosticada con este trastorno psiquiátrico, más propicia parece a desarrollar una presión sanguínea alta.

Esto es lo que revela un estudio de la Michigan State University de Estados Unidos, realizado con 99 pacientes hospitalizados por trastorno bipolar o trastorno maniaco-depresivo, una enfermedad que se caracteriza por drásticos cambios de humor, que pueden ir desde la depresión hasta la hiperactividad.

El estudio ha revelado, asimismo, que las personas con trastorno bipolar que padecen de hipertensión alcanzan niveles más altos de manía, es decir, presentan un nivel de trastorno psiquiátrico más severo.

Según los investigadores, el origen de esta relación podría deberse a que ambas patologías se ven incrementadas por el estrés, que ocasiona la segregación de norepinefrina, una hormona que afecta a la reacción del cerebro ante situaciones de tensión.

Comprender la relación entre el trastorno bipolar y las condiciones cardio-metabólicas podría ayudar a crear tratamientos más efectivos contra dicha enfermedad psiquiátrica, señalan los científicos.
http://www.tendencias21.net/notes/Identifican-una-relacion-entre-la-hipertension-y-el-trastorno-bipolar_b2164095.html

Un ensayo aleatorio analiza si el aceite de lino como suplemento puede reducir los síntomas del trastorno bipolar en jóvenes.

Investigadores norteamericanos de la University of Rochester Medical Center de Nueva York, de la University of North Carolina en Chapel Hill, y de National Institutes of Health en Bethesda, han realizado un estudio sobre el trastorno bipolar en el ámbito pediátrico, publicado en la revista “Bipolar disorders”.

El objetivo de este ensayo clínico era el de evaluar si el aceite de lino, que contiene el ácido graso omega-3 ácido alpha linolénico (alpha-LNA), asignado como suplemento, podía reducir de manera segura la gravedad de los síntomas que padecen los jóvenes con trastorno bipolar. Para poder determinarlo, se asignaron de manera aleatoria a niños y adolescentes de entre 6 y 17 años con trastorno sintomático bipolar I o bipolar II, cápsulas de aceite de lino, o bien un placebo de aceite de oliva adyuvante o como monoterapia.

Al analizar los resultados, se descubrió que no había diferencias significativas en las medidas del resultado primarias en comparación con el tratamiento asignado. Sin embargo, la gravedad global de síntomas clasificada clínicamente se correlacionó negativamente con composiciones finales séricas de ácido graso omega-3, y de ácido eicosapentaenoico (EPA), y positivamente con el ácido final araquidónico (AA) y el ácido docosapentaenóico (DPA n-6).

De este modo, los investigadores pudieron concluir que los estudios de la suplementación con ácidos grasos esenciales son viables y bien tolerados en la población pediátrica. Así, aunque el aceite de linaza puede disminuir la gravedad de la enfermedad en niños y adolescentes con trastorno bipolar que presentan aumentos significativos de las concentraciones séricas de porcentaje de EPA y / o disminución de los niveles AA y DPA n-6, las variaciones individuales en la conversión de alpha-LNA a EPA y ácido docosahexaenoico favorecen el uso de aceite de pescado, tanto para los ensayos clínicos como para la práctica clínica.

Los investigadores creen que la investigación futura debería centrarse en el cumplimiento y el análisis de los resultados, basándose en los cambios en la composición del tejido esencial de ácidos grasos, en comparación con la sola asignación aleatoria grupal.
FUENTE: BIPOLAR DISORDERS. 2010 MAR;12(2):142 - 154.

El 70% de los pacientes con bipolaridad se recuperan o mejoran con tratamiento

El trastorno de bipolaridad, enfermedad mental grave en la que aparecen episodios de depresión y de euforia maniaca, presenta "la característica de que el 70% de los pacientes se recupera o mejoran con tratamiento", según ha manifestado el doctor Julio Vallejo, psiquiatra del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona), durante la conferencia magistral que ha impartido en el Salón de Actos del Hospital Pare Jofré, dentro de la jornada de clausura de las Sesiones Clínicas del curso 2009/2010 que se llevan a cabo en el centro sanitario.
   Bajo el título 'Pronóstico de los trastornos mentales', el doctor Vallejo ha realizado un análisis de los resultados obtenidos a través de diversos estudios realizados en patologías mentales como neurosis, trastornos de ansiedad, histeria, trastorno obsesivo-compulsivo, esquizofrenia, depresión unipolar o trastorno bipolar.
   Por lo que se refiere a la neurosis en la vejez, el doctor Vallejo ha destacado que en esta enfermedad "desaparecen las crisis de angustia, disminuye la ansiedad generalizada y el trastorno obsesivo-compulsivo".
   Asimismo, en los trastornos de ansiedad el 40-45% de los pacientes con este diagnóstico presenta una mejoría notable y el 12-23% tienen una recuperación completa.
   La histeria, patología de origen desconocido con manifestaciones muy variadas y por causa psicológica enraizada sobre todo en conflictos de la infancia, presenta "una recuperación espontánea del 60-80%, una cronicidad infrecuente y en síntomas irreductibles en la vejez".
   Durante esta jornada de clausura de las Sesiones Clínicas del curso 2009/2010 en el Hospital Pare Jofré, se ha celebrado además una mesa redonda que ha abordado el tema de la Resiliencia, término de origen latino (resilio) mediante el que se muestra el efectivo afrontamiento como respuesta a la adversidad, sobre todo en personas que han experimentado hechos traumáticos en épocas tempranas de sus vidas.
   En la mesa redonda, cuya introducción ha sido realizada por el doctor Ernesto Armañanzas, director del Hospital Pare Jofré, y moderada por el doctor Julio Vallejo, ha contado con la participación del Joan Rodríguez, psicólogo del centro sanitario, y de dos pacientes que son claro ejemplo de esa habilidad de superación de eventos negativos que define a la Resiliencia.
LIBROS
   A continuación, se han presentado los libros 'Diario de una enfermedad mental', 'Stop al estigma de Salud Mental' y 'El camino hacia la recuperación de la enfermedad mental', de la editorial ECU, cuyo autor es Antonio Ramos, en los que plasma su experiencia como paciente y su capacidad de superación día a día.
   Por último, se ha realizado una exposición en la que se muestran un total de 72 cuadros creados con distintas técnicas por pacientes del Área de Salud Mental del Hospital Pare Jofré.
http://www.europapress.es/sociedad/salud/noticia-70-pacientes-bipolaridad-recuperan-mejoran-tratamiento-20100701105802.html

Guia interactiva sobre el trastorno bipolar

Guia interactiva sobre el trastorno bipolar creada por la fundación BBVA y el Hospital Clínic de Barcelona.

El trastorno bipolar es una enfermedad que puede afectar aproximadamente a 2 de cada 100 personas,y que tiene la misma incidencia en ambos sexos. Es una enfermedad cerebral en la que se produce una alteración de los mecanismos bioquímicos que regulan las emociones y el humor.

Las personas que lo padecen experimentan cambios inusuales en el estado de ánimo, en la percepción de la energía y en la conducta. No se trata de una imperfección del carácter, de una debilidad personal o de algo que se pueda resolver autónomamente. Las “subidas” y las “bajadas” son diferentes de las que experimentan la mayoría de las personas. Se llaman fases de manía ode depresión y pueden llegar a ser tan graves como para requerir la hospitalización.
Se puede lograr una estabilización gracias a tratamientos farmacológicos apropiados y a terapias psicológicas, sobre todo psicoeducativas, de modo que
es posible alcanzar una buena calidad de vida.

Leer guia completa en pdf


Autores: A. Benabarre, E. Vieta, C. de Dios Perrino, A. M. González-Pinto,
A. Martín Gracia, F. Sarramea, P. Sierra San Miguel, F. Toledo.
Hospital Clínic de Barcelona
http://www.forumclinic.org

69% de pacientes con trastorno bipolar recibe diagnóstico errado

No sufre de locura aquella persona a la que se le diagnostica trastorno bipolar. Sin embargo, un diagnóstico errado puede ocultar esa enfermedad psiquiátrica y hacerla pasar por simples etapas depresivas, un error muy común, según lo destacan estudios psiquiátricos.

El tratado Percepciones e impacto del trastorno bipolar del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Texas, EEUU, determinó que 69% de los pacientes con esa patología no recibieron el diagnóstico adecuado y aquellos pacientes que fueron subdiagnosticados consultaron, en promedio, cuatro profesionales de la Medicina antes de recibir un diagnóstico correcto. El psiquiatra Emilio Miquilena define al trastorno bipolar como "una alteración en la esfera mental que altera el ánimo" y precisa que la misma afecta a 7,8% de la población mundial. La prevalencia local de la enfermedad no se conoce aún.

El especialista destaca que el trastorno bipolar tiene dos polos: "Uno, cuando se presentan episodios de manía: la persona piensa y habla muy rápido. Es muy acelerada, se distrae con mucha facilidad, tiene delirios de poder. En casos muy severos alucina y tiene ideas delirantes". Precisa que deben persistir esos síntomas por al menos una semana para catalogar la bipolaridad. El otro polo del trastorno, dice Miquilena, es el depresivo: "La persona tiene baja autoestima y se siente inútil. Pierde el apetito, le cuesta concentrarse e incluso puede intentar suicidarse". Sólo si todas estas señas persisten más allá de dos semanas, entonces puede hablarse del trastorno.

El diagnóstico indebido o subdiaganóstico de esta enfermedad pisquiátrica conduce a un inapropiado tratamiento y en consecuencia un pronóstico errado de la patología.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el trastorno bipolar es la sexta causa de discapacidad en todo el planeta. Y según un estudio que publicó la revista científica British Journal of Psychiatry, los adolescentes más brillantes tienen hasta cuatro veces más riesgo de desarrollar trastorno bipolar en la edad adulta.

Miquilena precisa que el trastorno bipolar "no puede considerarse un estado de locura, como sí lo es, por ejemplo, la esquizofrenia. Hay quien considera a los bipolares como locos, pero esa no es la locura pura".

Para el tratamiento de este trastorno, luego de la rigurosa visita al médico especialista, los fármacos representan la alternativa más efectiva para realizar un adecuado manejo de los síntomas y con ello elevar la calidad de vida del paciente. Es fundamental la adherencia y cumplimiento del mismo ya que es la única garantía que tiene el individuo de poder desarrollar su vida normalmente.

La inconstancia en el tratamiento afecta negativamente al paciente, pues se incrementan considerablemente las variaciones del humor, hospitalizaciones e historia de psicosis, así como también deterioro cognitivo importante.

Fuente de la noticia:
http://www.eluniversal.com/2010/08/02/ten_art_69-de-pacientes-con_1988801.shtml

Embarazadas y bipolares: conoce todo sobre esta enfermedad

Un libro que explique qué es ser bipolar y que ayude a las familias de las personas que tienen esta enfermedad, fue la idea del siquiatra de la facultad de medicina de la Universidad de Chile, Pedro Retamal, quien escribió este texto pensando en que fuera entendido por cualquier persona.

Se calcula que entre el 5% y 8% de la población sufre enfermedad bipolar (EB), trastorno del ánimo en que la persona experimenta alternadamente fases de tristeza patológica y euforia o manía. Si bien en los últimos años el conocimiento sobre este tipo de depresión se ha difundido y extendido masivamente, los especialistas recalcan que la psicoeducación es prioritaria para lograr una adherencia adecuada al tratamiento que debe hacerse de por vida.

El psiquiatra explica que, en general, el trastorno bipolar se presenta de dos maneras, la EB tipo 1, en que la euforia y manía tienden a ser muy intensas, tanto que el paciente suele requerir hospitalización, y la EB tipo 2, caracterizada por aceleraciones más leves de hiperactividad que, sin embargo, también son causa de conflictos interpersonales. En esta última, la fase depresiva es 30 veces más usual que la aceleración hipomaníaca, de ahí que el diagnóstico sea complejo y pueda confundirse con depresión monopolar.

De hecho, el doctor Retamal comenta que, en promedio, los pacientes chilenos demoran 12 años en ser correctamente diagnosticados. “Hay muchos individuos que son falsos negativos, eso significa que en atención primaria al menos el 20% de quienes fueron diagnosticados con depresión unipolar en realidad tenían EB y a nivel psiquiátrico esta cifra puede elevarse hasta el 50%. El problema está en que el tratamiento para una y otra patología es distinto, por lo tanto, las respuestas terapéuticas serán inadecuadas”, apunta el profesor asociado del plantel, quien trabaja en el Hospital del Salvador.

Otro tanto ocurre con los falsos positivos, que si bien representan un número inferior de casos, igualmente desacreditan las terapias y, lo más importante, afectan la calidad de vida de los pacientes. “Ya que está de moda la EB algunos sujetos que tienen alteraciones de la personalidad, como los pacientes borderline, son mal diagnosticados y eso incide en su terapia”, apunta el Dr. Retamal.

El médico añade que la repetición de episodios depresivos y maníacos daña el cerebro provocando alteraciones cognitivas y psicosociales. Esto implica que el efecto es acumulativo, por ello es tan relevante que el diagnóstico sea adecuado y oportuno. “Hay que enfatizar en los médicos que un cuadro depresivo podría corresponder a EB. Por eso, para hacer un análisis pertinente no basta con efectuar un estudio transversal que evalúe sólo lo que ocurre actualmente, sino también se requiere de uno evolutivo que considere lo acontecido en los años anteriores a la fase presente”, explica.

Esta revisión debiera incorporar, idealmente, a los familiares del enfermo, para así contar con más antecedentes, mientras que el diagnóstico requerirá, asimismo, de un análisis de la historia genealógica del individuo. “Lo más importante es preguntar por los síntomas que aquejaban a los padres, abuelos, hermanos o tíos del paciente”, comenta el Dr. Retamal.

Embarazadas: cómo tratar este especial caso

El doctor Retamal explica también lo que sucede con casos especiales, como lo es el de una mujer embarazada. Dice que el primer trimestre de gestación de un bebé se debe suspenderse cualquier tipo de medicamentos, no solo de siquiatría y específicamente en esta área hay fármacos que son especialmente riesgosos para el embrión.

“Entonces el primer trimestre deben ser suspendidos todos los fármacos y solamente bajo condiciones especiales, y bajo acuerdos especiales con el obstetra con la familia y con la paciente, se puede llegar a decidir que, en vista de la gravedad que ha tenido la enfermedad en los meses y años previos, es mas conveniente mantener el tratamiento, asumiendo el riesgo. Cumplido el cuarto mes se puede normalizar el tratamiento”.

El especialista aclara que luego viene otro periodo crítico que es el parto y la lactancia, cuando hay medicamentos que no se pueden implementar si la mamá esta amamantando, entonces en esos casos hay que definir entre usar medicamentos o la lactancia natural, o medicamentos más lactancia artificial.

“Si llegara a tomar la decisión de no tomar los medicamentos, lo que hay que hacer es mantener un control periódico tanto en la consulta médica, como vía telefónica y ver el estado anímico de la mamá y si empiezan a surgir síntomas de descompensación hay que consultar a la brevedad y tomar una decisión, como por ejemplo suspender la lactancia y usar fármacos”.

Fuente: Terra.cl
Leer noticia completa: http://www.terra.cl/zonamujer/index.cfm?id_cat=2007&id_reg=1492467

MENSAJE DE BIENVENIDA

Este espacio que hemos tenido a bien llamar VITRIOLVM esta dirigido a todos quienes padecen Trastorno Bipolar, pero muy, muy especialmente también esta orientado a personas cercanas, amigos o familiares de aquellos que posiblemente lo padezcan sin saberlo y aquí el apoyo del entorno familiar para identificar los síntomas y buscar ayuda y tratamiento a tiempo para su ser mas querido es vital y fundamental.

La razón del nombre VITRIOLVM, surge de la necesidad muy en especial que tiene todo Bipolar de aprender a conocerse a si mismo en el contexto y realidad de este padecimiento que llevamos a cuestas y es que VITRIOLVM es un anagrama muy conocido que muy sugerentemente nos invita precisamente a ello “visita interiora terrae rectificando invenies ocultum lapidem, vera medicina”.

Buscar en nuestro propio interior, y hallar esa piedra oculta, que no es otra cosa que conocernos verdaderamente a nosotros mismos, esto es una verdadera medicina para el Bipolar porque le permitira anteponerse y adelantarse a posibles recaidas y lograr mantener la mayor estabilidad y equilibrio emocional junto a su tratamiento, terapia y entorno familiar adecuado y consciente de este padecimiento.

Nos preguntamos porque a nosotros y encontramos que el 5% de la humanidad unos 250 millones de personas padecen de algún tipo de Bipolaridad, seguramente un importante número de ellas, la llevan a cuestas sin saberlo, muchos durante toda su vida.

Pero al comenzar a acercarnos a algunos de los relatos vivenciales, miles de historias personales que describen en carne propia la crudeza de padecer esta enfermedad, vemos una arista común a todos ellos y sabemos personalmente muy bien que esto es así, y es el hecho de que especial y dramaticamente todos los seres más cercanos a nosotros que nos acompañan, son siempre los que más sufren.

Relatos tan valiosos de tanta, tanta gente, nos hace reflexionar y mucho, sobre el hecho de que no puede ser que por no buscar ayuda a tiempo y acceder al tratamiento, tantas familias queden por el camino destruidas, separadas, agobiadas de tanto sufrimiento por tantos años.

Por eso he aquí el motivo y la razón de ser de este humilde y pequeño Blog VITRIOLVM, ser un granito de arena más, una voz más que junto a muchas otras diga de forma clara:

“BUSCA AYUDA, si lo haces a tiempo podrás salvar tu vida y recuperar tu familia, reencontrarte con la paz y armonía junto a tus seres más queridos nuevamente”.

Y queridos compañeros de este sinuoso viaje, no hay nada más valioso en este mundo, que recuperar una sonrisa, la amistad, el cariño, la confianza de nuestros seres más amados y ver como salimos adelante, no simplemente de la mejor forma posible, sino ver como salimos adelante con amor, con paz y llenos de volvernos a reencontrarnos también plenamente con nosotros mismos. ADELANTE…

Quizás lo más difícil de afrontar cuando a uno se le diagnostica Trastorno Bipolar, es comenzar a comprender cuanto tiempo, cuantos años llevamos padeciendo esta enfermedad sin darnos cuenta de ello. En nuestro caso más de 15 años de una vida errática y descontrolada emocionalmente y todo lo que esto implica para nuestras familias y especialmente para nuestros seres más amados que durante tanto tiempo han venido sufriendo en silencio.

Sin lugar a dudas que aceptar este padecimiento y comenzar a comprenderlo es un gran paso camino hacia la estabilidad, equilibrio y paz mental, ya que si bien no tiene cura, el tratamiento combinado (medicamentos, terapias y ambiente familiar adecuado) nos permitirá acceder a una mejor calidad de vida.


En lo personal, nos impulsa una poderosa fuerza por comprender este padecimiento y es el hecho de que a lo largo de estos años de sufrimiento, por un lado hemos destruido tantos anhelos e ilusiones depositados en nosotros, los cuales hoy son simplemente una sombra difusa y perdida en el tiempo de un pasado muy lejano y por otro lado lo asombrosamente desdibujado que se torno nuestro ser desde que irrumpió este padecimiento.

Inmerso en una vida como un sombrío crepúsculo en el cual ni la luz ni la sombra se perfilan claramente…. ya desde los albores de nuestra juventud tomó forma un abismo desconocido que hoy se nos presenta como Bipolaridad. Por ello cobra vida propia este impulso por conocer bien a fondo este padecimiento, aprender de él lo mayor posible para dar absolutamente todo de nosotros mismos por alcanzar y mantener esa paz y equilibrio emocional que tan ausente ha estado y que tanto daño ha causado.

Una oportunidad y una muestra de comprensión y cariño, para quien aprende a conocer su enfermedad lo es todo…….

Ha sido un tránsito por demás caótico porque se carece completamente de control y a uno le es imposible darse cuenta de ello, no se puede frenar la mente y mucho menos las abruptas explosiones emocionales extremas entre la euforia maníaca y la depresión más severa, que en ella se desatan, el sueño se ausenta irremediablemente y en nuestro caso en particular los delirios y alucinaciones nos acompañaban de forma permanente. Los pensamientos paranoicos, lo real y lo ilusorio eran una sola cosa que caóticamente giraba donde fuera que estuviéramos.

Estuvimos por años, ni condenados, ni salvados, no morimos y no vivimos, sufrimos solamente sufrimos… en silencio atormentados. Una enfermedad que nos quitó la vida por completo.

Hemos dedicado buena parte de nuestra vida al estudio profundo de la relación que mantiene el ser humano con la naturaleza, consigo mismo y con sus semejantes, siempre hemos sido atraídos por la búsqueda sincera en el desarrollo espiritual de la humanidad, hemos recurrido a las fuentes primordiales de la antigüedad, ciertas herramientas aparecieron en este camino, pero como si de un hechizo se tratara, jamás pudimos aplicar las mismas en nosotros mismos a fin de vislumbrar, que tan apartados de nuestro sendero nos llevo esta enfermedad tan silenciosa y cruel y ello que todas y cada una de esas herramientas no son mas ni menos que para conocernos a nosotros mismos.

Después de muchos años la venda a caído, hoy todo esto sucedido tiene un nombre, hoy con otros ojos, intentamos sacar fuerzas para construir, pero la devastación es inconmensurable, ya de los cientos de buenos peregrinos, ahijados que cruzaban por nuestro camino, de los pocos amigos, de muchos hermanos, de los anhelos, de las ilusiones, de los sueños ya nada a quedado, todo es desolación y soledad a nuestro lado, pues el estigma social forjó el hecho de que ya lejos, muy lejos todos se hayan marchado.

Es un tránsito muy difícil para aquellos, que habiendo descubierto tardíamente que padecen esta enfermedad, ya se encuentran completamente solos, pues ya todo lo han perdido.

Pero, buscando ayuda debemos perseverar…, porque aún esta allí intacto ese ser que éramos nosotros antes de la manifestación de esta enfermedad.

Recuperar y reencontrarnos con esa alegría, esa fuerza y ese amor que uno libremente podía expresar, ya es un tremendo logro.

Volver a recuperar esa libertad es un gran paso…

Para nosotros, el trastorno bipolar pasa a convertirse en una forma de vida, es muy importante tanto para nosotros como para las personas que nos aman y están a nuestro lado, una toma de conciencia plena de la enfermedad que nos hace estar alerta cada día.

Seguir el tratamiento, asistir regularmente a las terapias, evitar situaciones estresantes, llevar una vida lo más ordenada posible, buscar y rodearse del afecto y cariño de las personas que nos aman para que como un susurro al oído, nos adviertan a tiempo de lo que no percibimos cuando perdemos la lucidez.

La Bipolaridad es un trastorno orgánico, que produce severas alteraciones y desequilibrio químico en el cerebro, que tiene consecuencias dramáticas para el individuo, pues llega ser hasta incapacitante, pero igualmente genera un deterioro muy profundo a nivel de las relaciones con nuestro entorno y muy especialmente con nuestras familias, que por desconocimiento, no comprenden los motivos, de nuestras conductas, ni actitudes.

Pero se trata de una enfermedad como lo pudiera ser la diabetes, o un problema cardíaco o renal, que requiere buscar ayuda, comprenderlo y seguir un riguroso tratamiento. Esto es desconocido para muchas familias, porque en muchos casos siquiera es posible darse cuenta de que se esta padeciendo una enfermedad y todo el entorno pasa décadas sufriendo profundamente lo indecible.

Pero no todo es sombra, porque la Bipolaridad potencia en los individuos predestinados a ello, la creatividad, la visión, la búsqueda de nuevos desafíos, el mundo ha visto surgir a grandes artistas, literatos, pintores, músicos, gobernantes, empresarios, fundadores de asociaciones, líderes religiosos, que padecían Bipolaridad, la lista es sumamente extensa.

El Bipolar tiene gran predisposición hacia la creatividad.

Incluso hay ciertos estudios que demuestran grandes semejanzas con las experiencias que viven en oriente los místicos y maestros al momento de exaltarse hacia la iluminación espiritual, pero este en particular es un tema que escapa al contenido de este Blog, el cual pretende humildemente ser un espacio donde nuestros hermanos peregrinos a lo largo de este camino de tantos altibajos encuentren, fácil acceso a documentación, información, materiales de apoyo y especialmente vivencias y experiencias de otros en este tránsito por nuestro Mundo Bipolar, una forma de vida que debemos conocer y comprender en detalle, para alcanzar una armonía por tanto tiempo esquiva.


Es una lucha permanente dia a dia, por conquistar una estabilidad que se resiste, pero que con tratamiento, ayuda y apoyo especialmente de nuestros seres más queridos es posible alcanzarla…

Para todas las personas que padecen Bipolaridad y están pasando por el lado más oscuro de la misma, tengan muy presente que la Luz siempre esta allí, debemos creer en nosotros mismos y dejarnos ayudar por las personas que con sinceridad nos apoyan y nos brinden una oportunidad para hallar esa Luz.

Gracias, especialmente a todas aquellas personas, que comprendiendo el sufrimiento y dolor que se padece, deciden dar todo de si mismas para salir adelante junto a la persona que aman.

El esfuerzo es grande, muy grande, pero la recompensa será infinita, porque no hay un brillo más grande que el de un beso, una sonrisa o un abrazo compartido con quienes más amamos en este mundo, nuestras parejas, nuestros hijos y nuestras familias.

Adelante, y BIENVENIDOS a vuestra casa.

Les saluda fraternalmente Vitriolvm
vitriolvm@hotmail.com

Nos puedes encontrar tambien en www.soyborderline.com